Hemeroteca

Trágico incendio en el Manicomio

El 14 de julio de 1960, los habitantes del centro de la capital fueron despertados por las sirenas y carros de bomberos, que intentaban apagar un incendio de grandes proporciones

Por Silvia Lemus

Así quedaron luego del incendio las instalaciones del Hospital Neuropsiquiátrico (Manicomio) ubicado en la 12 calle y 1a. avenida zona 1. (Foto: Hemeroteca PL)
Así quedaron luego del incendio las instalaciones del Hospital Neuropsiquiátrico (Manicomio) ubicado en la 12 calle y 1a. avenida zona 1. (Foto: Hemeroteca PL)

Éste se había desatado poco después de la medianoche en el Hospital Neurosiquiátrico, conocido como el Manicomio, ubicado en la 12 calle, entre 1a. avenida y avenida Elena, zona 1.

En el nosocomio había más de mil 600 enfermos mentales. A criterio del director, José Campo, estaba sobrepoblado y en condiciones deplorables, según lo había denunciado al gobierno de Miguel Ydígoras y al ministro de Salud, Mariano López. El centro era parte del Hospital General.



Portada de la edición extra de Prensa Libre del 14 de julio de 1960 informando sobre la tragedia del Hospital Neuropsiquiátrico. (Foto: Hemeroteca PL)
Portada de la edición extra de Prensa Libre del 14 de julio de 1960 informando sobre la tragedia del Hospital Neuropsiquiátrico. (Foto: Hemeroteca PL)


Los hechos

El fuego empezó en la cocina, cerca de los cuartos donde dormían más de 500 mujeres. Las llamas se extendieron con tal rapidez que los enfermos empezaron a gritar y a correr semidesnudos hacia la calle.

Muchos no lograron salir de los dormitorios, pese a que el personal médico y hospitalario logró sacar a gran cantidad al patio general, con ayuda de los bomberos, la Cruz Roja y vecinos que se unieron para apagar el fuego, ya que formaron cadenas para sacar agua de sus casas tratando de apagar el fuego.



Los bomberos lucharon durante horas por sofocar el incendio y evitar que se propagara a otros sectores. (Foto: Hemeroteca PL)
Los bomberos lucharon durante horas por sofocar el incendio y evitar que se propagara a otros sectores. (Foto: Hemeroteca PL)


Otras personas quisieron romper las paredes para entrar pero no lo lograron. En las calles se podía ver a miembros de la Crúz Roja, monjas del Centro asistencial, enfermeras y bomberos en una ardua labor de rescate. En su intento, casi perdieron la vida; lamentablemente, una enfermera quedó atrapada en una de las salas donde se encontraba la mayor parte de mujeres recluidas.

La labor de los bomberos fue heroica, pues fueron casi 8 horas de trabajo intenso para apagar el fuego que formaba una gran aureola visible a cuadras a la redonda.

Muchos pacientes murieron asfixiados y otros carbonizados.



Nota informativa de Prensa Libre sobre el incendio del manicomio el 14 de julio de 1960. (Foto: Hemeroteca PL)
Nota informativa de Prensa Libre sobre el incendio del manicomio el 14 de julio de 1960. (Foto: Hemeroteca PL)


En el siniestro perecieron 151 personas, de las cuales se rescataron 137 cadáveres completos y 14 en fragmentos, incluyendo el de una enfermera.

Traslado

Los pacientes que se salvaron fueron trasladados a “hospitales de emergencia”. Las mujeres, a la Escuela de Comercio, y los hombres, al Instituto Central para Varones. Luego fueron albergados en forma provisional, esa semana, en el Hospital San Vicente, zona 7, en espera de que fuera construido un nuevo nosocomio, el cual, según Ydígoras, sería entregado en seis meses.

En la actualidad, los enfermos mentales son atendidos en el Hospital Carlos Federico Mora, zona 18, el cual fue construido en 1972, durante el gobierno de Carlos Manuel Arana.

Causa del incendio

Una minuciosa investigación realizada por el experto norteamericano de la Administración de Cooperación Internacional- ICA , Rex D. Morris, y el comandante del primer cuerpo de Bomberos Voluntarios, Héctor Hugo Cabrera, arrojó que la causa del incendio fue el descuido de una anciana, quien confesó después que dejó una plancha conectada y se retiró a dormir.



Nota informativa del 15 de julio de 1960 sobre el masivo sepelio de las víctimas del incendio del manicomio. (Foto: Hemeroteca PL)
Nota informativa del 15 de julio de 1960 sobre el masivo sepelio de las víctimas del incendio del manicomio. (Foto: Hemeroteca PL)


Ayuda Humanitaria

Después del siniestro se formaron comités de ayuda a los que la gente se volcó a donar víveres, ropa, medicinas, ropa de cama etc. Además, se formó un comité de emergencia para la construcción de un nuevo hospital.

Algunos medios de comunicación como Prensa Libre recaudaron fondos y los depositaron en una cuenta pro construcción del nosocomio.



Así lucía parte del interior del antiguo manicomio antes del incendio de 1960. (Foto: CIRMA)
Así lucía parte del interior del antiguo manicomio antes del incendio de 1960. (Foto: CIRMA)


Donativos internacionales Estados Unidos destacó un avión con ropa, sábanas, frazadas, medicinas y carpas para la instalación de los enfermos y personal médico, y personal para limpieza y atención a los enfermos.

Además, el papa Juan XXIII envió sus condolencias y un donativo de US$2 mil.