Internacional

Santos apela a dejar antagonismos y buscar unidad nacional por la paz

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, apeló el miércoles, tras reunirse con su antecesor, Álvaro Uribe, a dejar los antagonismos en pro de la paz.

Por Bogotá/EFE

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, se retira de la conferencia de prensa luego de reunirse con el expresidente Uribe. (Foto Prensa Libre: AP)
El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, se retira de la conferencia de prensa luego de reunirse con el expresidente Uribe. (Foto Prensa Libre: AP)

“Estamos muy cerca de lograr la paz, una paz estable, duradera y con un apoyo ciudadano más amplio”, dijo Santos en una declaración luego de reunirse con Uribe y un grupo de políticos que promovieron el “no” en el plebiscito del pasado domingo.

Las partes aceptaron crear varias comisiones para tratar temas que los partidarios del “no”  rechazan del acuerdo de paz y avanzar hacia una solución que ponga fin al conflicto con las Farc.

En este sentido, Santos señaló que tiene el propósito de escuchar a los opositores al acuerdo en diferentes comisiones y “atender en la medida de lo posible sus observaciones y propuestas de ajuste”.

El jefe de Estado quiere así “encontrar un camino” que permita “no solo culminar el acuerdo de paz con las Farc, sino fortalecerlo”.

Sobre la reunión con Uribe, a la que también acudieron otros líderes políticos de su partido, el Centro Democrático, el exprocurador Alejandro Ordóñez y los excandidatos presidenciales óscar Iván Zuluaga y Marta Lucía Ramírez, entre otros, Santos agradeció “su buena disposición”.

“Escuchamos por cerca de cuatro horas con mucha atención sus inquietudes. Todas ellas, y otras que no se trataron, se analizarán en el marco de la comisión acordada. Esta interlocución comenzará mañana”, anunció.

Llamado a la ONU

En tanto el expresidente Álvaro Uribe pidió, luego de la reunión con Santos, que la comunidad internacional acompañe la “nueva etapa” de la democracia colombiana tras el triunfo del “no” en el plebiscito celebrado el domingo para tratar de modificar el acuerdo de paz con las Farc.

“Pedimos a las Naciones Unidas que acompañe esta nueva etapa de la democracia colombiana, porque el resultado del domingo rechazó los acuerdos pero reafirmó el deseo unánime de paz”, declaró Uribe después de reunirse durante de casi cinco horas con el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, en la Casa de Nariño.

Uribe, senador del partido Centro Democrático, pidió además “comprensión y apoyo a la comunidad internacional”  al indicar que “es mejor la paz para todos los colombianos que un acuerdo débil para la mitad de los ciudadanos”.

Con ese propósito, Uribe, que fue presidente del 2002 al 2010, dijo que él y sus acompañantes plantearon a Santos “ajustes y proposiciones iniciales que deberán introducirse”  al texto alcanzado con las Farc en los diálogos de La Habana “para buscar un nuevo acuerdo de paz que vincule a la totalidad de los colombianos”.

Agregó que Santos “expresó voluntad para lograrlo”, para lo cual “mañana se continuará la reunión a través de comisionados de diferentes sectores representativos de la campaña del no” en el plebiscito.

El expresidente aseguró que durante el encuentro expresaron sus preocupaciones “por la impunidad total, la elegibilidad política de personas responsables de delitos de lesa humanidad, por los secuestrados de quienes nada se sabe, por los miles de niños reclutados que no han regresado a sus hogares”.

También señalaron que debe haber “claridad por parte del Gobierno, que los acuerdos no pueden asimilarse a un tratado internacional, ni a un tratado especial menos después de haber sido rechazados por el pueblo”.



El expresidente y senador colombiano Álvaro Uribe (centro) habla con la Prensa luego de su encuentro con el presidente Santos. (Foto Prensa Libre: EFE).
El expresidente y senador colombiano Álvaro Uribe (centro) habla con la Prensa luego de su encuentro con el presidente Santos. (Foto Prensa Libre: EFE).


En el plebiscito del domingo sobre el acuerdo de paz, el “no”  obtuvo la victoria con el 50.21% de los votos, mientras el “sí”  alcanzó el al 49.78%.

Uribe insistió en la necesidad de “un alivio judicial, sin impunidad”  para los integrantes de las Fuerzas Armadas, al tiempo que reclamó que “las Farc cese todos los delitos y que sus integrantes gocen de efectiva protección”.

“Expresamos al Gobierno soluciones jurídicas y económicas, vinculadas a la eliminación del narcotráfico, que sean inmediatas para los guerrilleros rasos no incursos en delitos de lesa humanidad”, dijo.

De igual forma pidió que se reconozca a todas las víctimas de las Farc y que instituciones como la Justicia “deben ser mejoradas, pero no sustituidas” por el mecanismo transicional incluido en el acuerdo firmado el pasado 26 de septiembre en Cartagena.

“Insistimos ante los colombianos que un acuerdo que ponga en riesgo la iniciativa privada, cierra las posibilidades de superación de la pobreza y de construcción de equidad”, agregó Uribe.

Pastrana

Horas antes Santos mantuvo un encuentro con otra de las voces críticas que pidieron el “no”, el expresidente Andrés Pastrana  (1998-2002), a quien también agradeció “su generosa actitud y disposición a contribuir a salvaguardar el proceso en este momento histórico”.

Para mantener el diálogo con Pastrana, Santos estableció otro “punto de contacto” en el que el enlace será el excomisionado de paz del Gobierno de Pastrana, Camilo Gómez.

Por parte del Gobierno estarán el negociador en los diálogos con las Farc Frank Pearl y el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, que también participó en las negociaciones durante su primera fase.

Santos también se refirió a las reuniones que mantuvo ayer con las diferentes iglesias cristianas, entre las que se encontraban voceros del “sí”  y del “no”, así como con dirigentes gremiales con diferentes opciones.

“Con los del no identificamos que muchas de sus preocupaciones están en puntos que requieren aclaraciones o precisiones. Hoy mismo empezamos a trabajar con ellos para concretar esos puntos y resolver sus inquietudes”, agregó.

Por último, el jefe de Estado aseveró que se propone continuar las reuniones con otros “voceros del no”  como el exvicepresidente Francisco Santos, primo suyo y uno de sus más acérrimos críticos, a quien verá la semana entrante.