Internacional

Mueren cinco militares durante emboscada de hijos del Chapo

Cinco militares murieron y otros ocho quedaron heridos en la capital del estado de Sinaloa en un ataque contra un convoy que presuntamente fue organizado por los hijos de Joaquín el Chapo Guzmán para rescatar a un detenido.

Por Culiacán/AFP

Archivado en:

México
Vista de vehículos quemados (d) del convoy militar emboscado en Culiacán, Sinaloa, México.(AFP).
Vista de vehículos quemados (d) del convoy militar emboscado en Culiacán, Sinaloa, México.(AFP).

En declaraciones a periodistas, el coordinador de Seguridad Pública del estado de Sinaloa, Moisés Melo, dijo que los sicarios esperaban en Culiacán la llegada de una ambulancia procedente del municipio de Badiraguato que trasladaba a un detenido herido.

La unidad, que era custodiada por un convoy del Ejército, fue interceptada por el comando armado, que abrió fuego con rifles Barret y AK 47 y granadas.

En el lugar fallecieron cuatro soldados, uno más durante el traslado al hospital y otro murió en el nosocomio.



Fuerzas de seguridad investigan la escena del crimen. (AFP).
Fuerzas de seguridad investigan la escena del crimen. (AFP).


Ocho militares resultaron heridos, así como un socorrista de la Cruz Roja, que se encuentra grave.

El comando incendió dos vehículos castrenses y se llevó en la ambulancia al detenido, identificado como Julio óscar Ortiz Vega, alias “el Kevin” , reveló hoy el comandante de la Tercera Región Militar, Alfonso Duarte, en conferencia de prensa.

“Es muy probable de que a partir de la detención de Julio óscar Ortiz Vega se hayan comunicado aquí a Culiacán para esperarlo”  en el lugar donde se llevó a cabo la emboscada, apuntó.

Sobre los autores, Duarte dijo que “es muy probable que sean los hijos del Chapo” .



Un grupo de forenses observan la escena del crimen en Culiacán, Sinaloa, México.(AFP).
Un grupo de forenses observan la escena del crimen en Culiacán, Sinaloa, México.(AFP).


Según fuentes de la Agencia Estadounidense de Drogas  (DEA) , Iván Archivaldo y Jesús Alfredo Guzmán asumieron el liderazgo del cartel de Sinaloa tras la recaptura del Chapo en enero pasado.

En la rueda de prensa, el gobernador de Sinaloa, Mario López Valdez, prometió “investigar a fondo para que este atentado no quede impune” .

La violencia ha aumentado en las últimas semanas en este estado del noroeste de México, cuna de los grandes capos del país, como Joaquín Guzmán.

El domingo pasado fueron hallados en Mazatlán los cuerpos de seis hombres asesinados a tiros, un crimen que el fiscal del estado, Marco Antonio Higuera, atribuyó al cártel de los hermanos Beltrán Leyva, que se disputa el puerto con el cartel de Sinaloa.