Millonaria china trabaja como barrendera para “dar ejemplo” a sus hijos

Una mujer millonaria en China, propietaria de 17 viviendas, trabaja a tiempo completo como barrendera seis días a la semana para, según ella, enseñar a sus hijos las virtudes del trabajo, relata hoy el diario "South China Morning Post".

Por POR AGENCIA EFE

<p>Yu Youzhen propietaria de 17 viviendas, trabaja a tiempo completo como barrendera seis días a la semana para enseñar a sus hijos las virtudes del trabajo. (Foto Prensa Libre: AFP)</p>
Yu Youzhen propietaria de 17 viviendas, trabaja a tiempo completo como barrendera seis días a la semana para enseñar a sus hijos las virtudes del trabajo. (Foto Prensa Libre: AFP)

<p><em><strong>PEKÍN - </strong></em>Yu Youzhen de 53 años, residente en la ciudad de Wuhan, China y cuyas propiedades están valoradas en millones de dólares, trabaja desde hace 15 años como limpiadora del Buró de Administración Urbana por un sueldo de mil 420 yuanes (228 dólares).</p><p><em><strong>"Quiero ser un ejemplo para mis hijos. No quiero sentarme ociosamente y dilapidar mi fortuna"</strong></em>, señaló Yu en una entrevista al diario, y añadió que no quiere que sus vástagos tengan la impresión de que conseguir dinero de las rentas es una forma de vida.</p><p>En vista del ejemplo de su madre, sus hijos trabajan en actividades comunes, y así uno de ellos está empleado como chófer, con un sueldo de 2 mil yuanes mensuales (320 dólares) mientras que su hija, cuyo empleo no fue revelado, ingresa 3 mil yuanes al mes (481 dólares).</p><p>Yu se queja de que muchos vecinos de Wuhan no entienden su forma de vida, y algunos hasta le han insultado públicamente por ello.</p><p>En su juventud, trabajó como agricultora y cargó a diario sacos de hortalizas para vender en los mercados de la ciudad.</p><p>Más tarde, en los años 80, ahorró dinero con el que construyó tres casas de cinco pisos junto a su esposo, en las afueras de Wuhan, que después empezó a alquilar y comenzó un <strong>"imperio"</strong> que controla mientras barre cada día tres kilómetros de calles.</p>