Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

16/12/12 - 00:00 Izabal

Danzas y mariscadas

La Navidad y Año Nuevo serán recibidos con danzas y mariscadas por parte de la etnia garífuna, en Lívingston, Izabal, con el propósito de mantener viva su tradición, lo que la hace única.

El 25 de diciembre y el 1 de enero son días de fiesta para los garífunas, que en reducido número colocan árbol navideño y elaboran nacimientos, pero son admirados por su arte culinario, porque emplean como materia prima los mariscos, el banano, el coco, yuca y raíces para preparar bebidas energizantes.

Isela Lino, vecina, explicó que para mantener vivas las costumbres y tradiciones culinarias se preparan tamales de banano, bocadillos de coco, maní, tapado, mariscadas; y el día 25 de diciembre y 01 de enero salen todos a las calles a danzar para darle gracias a Dios por haber venido al mundo a salvarlos de todo pecado.

“Somos muy pocos los que elaboramos árbol navideño y nacimientos, porque creemos que Dios vive en cada corazón y nuestras acciones marcan el inicio de la vida en armonía y bondad con nuestros semejantes. No hacemos daño para que no nos lo hagan”, indicó Lino.

“Yo preparo tamales de banano, caldo de pata, tapado y queques —panes dulces de coco—, para descansar el 25 de diciembre, porque lo dedicamos para celebrar el Nacimiento del Niño Dios”, indicó.

Nety Moreira, otra vecina, dijo que la fiesta se duplica, porque del 24 al 31 de diciembre se celebra la feria titular con actividades religiosas, culturales y deportivas, donde las danzas son la principal atracción de los turistas.

Wálder Véliz, de Tour Operadora Habpy Fish, mencionó que la mezcla del idioma de cada grupo que se halla en la isla San Vicente da como producto el idioma garífuna, que ha incorporado dentro de sus propias costumbres algunas tradiciones del indio arawako.

“El idioma garífuna se conforma de un 70 por ciento de palabras de arawuako-kallina, un 15 de francés y un 10 de inglés, y el resto lo constituyen los vocablos técnicos del español”, afirmó Véliz.

El pueblo garífuna tiene una práctica espiritual propia heredada del pueblo africano, al que le han incorporado elementos de la religión católica, basándose en la vida después de la muerte, la cual resalta que los fallecidos se reúnen con sus familiares y amigos, añadió.

Los garífunas dan gracias al Todopoderoso por los recursos naturales, y a sus seres guardianes, a quienes solicitan permiso para aprovecharlos y piden perdón por todos los atropellos cometidos contra la creación divina generados durante los años, refirió Véliz.

Danzas

El baile Hungunhugu es semejante al que efectúan las personas en las embarcaciones, ya que al mismo tiempo se mueven los pies en forma circular sobre el suelo.

Chumbia es herencia africana y su principal característica es lo erótico.

Wanaragua es conocida como Yancunú, una danza de naturaleza guerrera.

Punta es de naturaleza festiva y ritual; sambay es de recreación y fuerza; y zarabanda, baile festivo que se efectúa en cualquier época del año.

Platillos y postres

Entre los platillos típicos están la darasa, machuca, tapado, tiquini, harabada, arroz en coco, beile, cazabe, rice and beans, albóndigas de banano, bimecacule y soso duna.

Postres: yamuguegue, caton, pan de banano, pan de maíz, peteta, migon, pastel de coco, casara, dani y pan bon.

POR EDWIN PERDOMO IZABAL /

Origen y música

Residentes se visten con trajes a cuadros para danzar al ritmo de hungunhugu, chumbia,
wanaragua, punta, sambay y zarabanda.

Sus orígenes son producto de la mezcla de arahuacos, caribes insulares y negros
africanos, originarios de la Isla de San Vicente, y que se extendieron por la costa atlántica de Honduras, Belice, Guatemala y Nicaragua.


Herramientas

Tags

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.