Registrarse ¿Por qué registrarse?

Con tu usuario podrás:


- Ingresar al visor de la edición impresa
   de Prensa Libre

- Comentar cada nota publicada
   *ver términos y condiciones de uso
   del portal

- Obtener beneficios y promociones
   para usuarios registrados de
   Prensalibre.com


Olvidó su contraseña?

06/01/13 - 00:00 Nacionales

Aumentan los casos de divorcios voluntarios

Los buenos momentos del noviazgo y de los primeros meses del matrimonio se pierden con el tiempo. Percatarse un año después de casado que la persona con la que se amanece a diario no es la que se quería para la vida y argumentar ante un juez malos tratos o incompatibilidad son suficientes para terminar con el contrato de vida que firmó una pareja.

Los juzgados de Familia en la capital conocen a diario entre dos y tres procesos en los que se solicita la separación legal.

Cada vez con menos tiempo juntas las parejas deciden separarse. Aunque la mayoría de matrimonios que se disuelven llevan entre cinco y seis años, también existen parejas que se separan al año de convivencia. La ley lo permite.

Año con año más parejas piden la separación legal, tal como lo demuestra, a lo largo de una década, el Instituto Nacional de Estadística.

En la mayoría de los divorcios, quien solicita la separación argumenta el abandono de la pareja o malos tratos y riñas, según Emilio Villatoro, juez tercero de Familia.

Otto Arenas, director del Bufete Popular de la Universidad de San Carlos, coincide con ese motivo, pero va más allá. Asegura que la víctima casi siempre es la mujer; los hombres justifican incompatibilidad.

“Otros argumentan caracteres diferentes y la infidelidad”, asegura Arenas.

Las consecuencias

La decisión de separarse tiene consecuencias como los procesos por pensión alimenticia y la guardia y custodia de los niños, los cuales son conocidos por los juzgados de Familia.

Estas situaciones han llevado al Organismo Judicial (OJ) al límite, tanto que en la actualidad solo existe una sala de Apelaciones de Familia y se está por abrir un segundo tribunal del ramo.

Voluntad o judicial

Son más los divorcios en los que las parejas llegan a los juzgados con la claridad en los términos y acuerdos de la separación. Estos son conocidos como voluntarios. En el 2012 hubo cuatro mil 118 de este tipo, según el OJ.

Los casos en los que sí existe litigio, debido a que solo una de las partes solicita la separación —proceso que puede llevar varios meses o años—, requieren costas judiciales —gastos en que se incurre por el proceso—. De este tipo, conocidos como ordinarios, el OJ reporta tres mil 262 el año pasado.

La Iglesia Católica no reconoce el divorcio como una posibilidad, debido a que el sacramento del matrimonio es de por vida. Si bien acepta la posibilidad de separación, no avala un segundo matrimonio. Quizás por ello muchas parejas deciden solo separarse, y no divorciarse. El OJ reporta 643 casos de “separación de cuerpos” en el 2012.

POR SANDRA VALDEZ /

Motivos de desunión

El Código Civil estipula  15 razones para solicitar el divorcio:

Infidelidad
Malos tratos y  conducta que haga insoportable la vida en común
Atentado de uno de los cónyuges contra el otro o de los hijos
Separación o abandono voluntario   de la pareja
Que la mujer dé a luz durante el matrimonio  un hijo concebido  sin que el marido  se haya enterado del embarazo
Incitación del marido para prostituir a la mujer o corromper a los hijos
Denuncia de delito o acusación calumniosa hecha por  un cónyuge
Condena de uno de los cónyuges
Enfermedad grave, incurable y contagiosa que resulte perjudicial para la relación o la procreación
Impotencia absoluta o relativa para procrear
Enfermedad mental incurable de alguno de los  cónyuges


Más noticias de Nacionales

Herramientas

Multimedia

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.