Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

15/12/12 - 00:00 Nacionales

Matanza genera dolor en EE. UU.

Estados Unidos se conmocionó ayer al conocerse que un hombre fuertemente armado abrió fuego en una escuela primaria de Connecticut en un ataque que dejó 28 muertos, entre ellos 20 niños y el atacante.

El portavoz de la Policía estatal, teniente Paul Vance, confirmó que el atacante ultimó a 18 niños en la escuela primaria de Sandy Hook, Newtown, de 27 mil habitantes, 128 km al noreste de Nueva York, en tanto otros dos murieron por heridas en un hospital.

Vea el video

Además, perdieron la vida siete adultos incluida su madre que vivía con el agresor. El atacante murió abatido por su propia mano o por disparos policiales, algo no esclarecido aún. Entre las víctimas también estaba el director de la escuela y una psicóloga.

Ese incidente es el segundo más trágico de los recurrentes tiroteos registrados en establecimientos educativos de Estados Unidos.

Sin pistas

Horas después de la masacre todavía no había pistas sobre los motivos del tiroteo. El gobernador del Estado, Dan Malloy, simplemente afirmó que “el mal visitó esta comunidad”, donde solo había ocurrido un homicidio en la última década.

A la escuela de Sandy Hook asisten unos 600 niños de entre 5 y 12 años, según un canal local.

Medios periodísticos habían indicado que el supuesto autor del tiroteo mató a su madre, y que habría utilizado al menos dos armas de fuego, una pistola semiautomática Glock y otra Sig Saeur.

La mamá del homicida era maestra en la escuela atacada.

Las primeras versiones identificaron al victimario como Ryan Lanza, de 24 años. Sin embargo, la cadena de televisión NBC reportó que el tirador muerto era Adam Lanza, 20, y que la Policía inicialmente lo había confundido con su hermano Ryan, cuyo documento de identidad llevaba con él cuando ingresó en la escuela. El hermano sobreviviente estaba bajo custodia policial.

La mayoría de las muertes en el tiroteo, que habría comenzado alrededor de las 9.30 horas locales, “tuvo lugar en una sección de la escuela, en dos salas”, explicó Vance, detalle que sugiere que las pequeñas víctimas quedaron atrapadas y fueron blanco fácil de los disparos.

Obama llora

El presidente Barack Obama dijo entre lágrimas que está sumido en una “abrumadora pena” y prometió“acciones significativas” para poner fin a ese tipo de tragedias.

El mandatario, que calificó el tiroteo de “crimen atroz”, expresó que “la mayoría de aquellos que murieron eran niños, preciosos niños, pequeños de entre 5 y 10 años”.

Obama, que debió hacer varias pausas y respirar profundamente para poder seguir hablando, lamentó que esos niños perdieran “toda una vida por delante: cumpleaños, graduaciones, casamientos, hijos propios”.

Entre los muertos también hay “maestros, hombres y mujeres que dedicaron sus vidas a ayudar a nuestros niños a cumplir sus sueños”, afirmó. “Nuestros corazones están rotos, por los padres y los abuelos, por las hermanas y los hermanos de estos pequeños niños y por las familias de los que se fueron”, expresó.

Obama agregó: “Tendremos que unirnos para tomar acciones significativas para evitar más tragedias como estas, más allá de la política”. También ordenó que por cuatro días se extienda el duelo con las banderas de la Casa Blanca, edificios oficiales y complejos militares ondeando a media asta.

La Policía local fue alertada del tiroteo poco después de su comienzo, y pidió inmediatamente ayuda a la estatal, que también se hizo presente.

“Nuestro objetivo principal era evacuar lo más rápido y eficientemente posible a todos los estudiantes y al personal de la institución. La escuela entera fue registrada”, indicó Vance.

“Uno de los policías dijo que era lo peor que había visto en toda su carrera, pero lo peor fue cuando le dijeron lo sucedido a todos esos padres que esperaban que los niños salieran de la escuela”, manifestó a WCBS News una enfermera.

Horror

“Ellos pensaron que todavía estaban vivos. Hay 20 padres a los que se les acaba de decir que sus hijos están muertos. Es horrible”, agregó.

Testigos describieron una intensa balacera, con unos cien disparos.

“Estaba en el gimnasio en ese momento. Escuchamos muchos bangs y pensamos que era el guardia golpeando cosas contra el suelo. Escuchamos gritos, y entonces fuimos contra una pared y nos sentamos”, dijo un joven a WCBS.

“Luego, la Policía entró, diciendo algo como ¿está aquí? Y luego corrieron hacia afuera. Después alguien gritó vayan a un lugar seguro. Así que fuimos al armario en el gimnasio y nos sentamos allí por un rato”, agregó.

Según versiones de prensa, el supuesto autor del tiroteo entró en el colegio vestido con ropa negra y llevaba una máscara, un chaleco antibalas y tres armas, entre ellas un rifle.

Las balaceras en lugares públicos son frecuentes en Estados Unidos, y en general terminan únicamente cuando el tirador es herido o se suicida.

El martes último, un hombre con un rifle semiautomático irrumpió en un centro comercial en Oregon —oeste—, y causó la muerte de dos personas antes de suicidarse.

El incidente más notorio de los últimos meses tuvo lugar en julio último, cuando un joven de 24 años mató a 14 personas e hirió a otras 58 durante el estreno de la última película de Batman en un cine en Colorado —oeste—.

El mes recién pasado, un hombre fue condenado a cadena perpetua por haber matado a seis personas en Tucson, Arizona, en enero del 2011, durante un ataque que tenía como objetivo a la legisladora Gabrielle Giffords, quien fue baleada en la cabeza y logró sobrevivir.

Pese a las tragedias, no hay apoyo unánime en Estados Unidos para endurecer la legislación relativa a la tenencia de armas, porque muchos estadounidenses se oponen a las restricciones de un derecho constitucional.

INFOGRÁFICA – Mira en este PDF detalles sobre el tiroteo en una escuela de Estados Unidos.



NEWTOWN, EE. UU. /

ADEMÁS
Sospechoso: Hijo de maestra
El hombre que supuestamente mató ayer a su madre y después asesinó a balazos a 26 personas en una primaria en Connecticut —donde ella era maestra— al parecer sufría  trastornos de personalidad, dijo la Policía.
“Adam Lanza tomó el vehículo de su madre tras quitarle la vida y se dirigió a la escuela primaria Sandy Hook con tres armas de fuego: dos pistolas y un rifle .223. Perpetró la matanza y se suicidó”, informaron las autoridades.
Los investigadores intentaban indagar lo más posible sobre Adam Lanza, de 20 años, e interrogaron al hermano mayor de este, Ryan, quien según creen las autoridades no estuvo involucrado en la tragedia.
Adam Lanza y su madre, Nancy, vivían en un sector pudiente de Newtown.
Al cierre de esta edición la Policía no había conjeturado públicamente sobre los motivos del ataque, mientras testigos afirmaron que el agresor armado se mantuvo siempre en silencio.
Testimonio: “Cerramos los ojos”
“La Policía nos dijo que nos abrazáramos, nos  tomáramos de la mano y cerráramos los ojos. Solo los abrimos al salir del colegio. Vi a los policías, a un montón de policías con armas en el pasillo”, explicó al diario local Hartford Courant  Vanessa Bajraliu, una niña de 9 años.
Escuela: Relato de padre
“¿Qué piensa un padre dirigiéndose a una escuela donde hay un tiroteo? Es el momento más aterrador de la vida de un padre. No tienes ni idea”, expresó desesperado Richard Wilford, padre de un estudiante de la escuela donde murieron 20 niños y ocho adultos.


Repudio mundial
Países envían mensajes de paz.
La Unión Europea expresó  su “consternación”  y “horror”  tras el tiroteo que causó la muerte a unas 28 personas en Estados Unidos.
El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, calificó  de crimen “odioso e inconcebible”  la masacre. La reina Isabel II de Inglaterra manifestó su “profunda consternación y tristeza”.


CIFRA
294 millones de armas de fuego circulaban en EE. UU. hasta el 2007.


Herramientas

Relacionadas

Tags

Videos

multimedia

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.