Justicia

Agenda en el Congreso sigue entrampada

Tres sesiones han transcurrido desde que comenzó la interpelación del ministro de Cultura, Carlos Batzín, por la bancada Libertad Democrática Renovada (Líder), lo cual ha sido considerado por jefes de bloques y el presidente del Congreso, Pedro Muadi, como una forma de obstaculizar la agenda legislativa.

POR JESSICA GRAMAJO

Los jefes de bloques exigen dialogar con Líder para frenar el interrogatorio, mientras la bancada Todos propuso sesionar a diario o al menos tres veces por semana, para liberar la agenda.

A protestar

El presidente del Congreso dijo: “Yo apelo al pueblo para que le exija a la bancada interpelante que eleve su nivel de interpelación o exijan que terminen con esta cuestión, porque realmente ya las preguntas no tienen absolutamente ningún sentido”.

Agregó: “Las organizaciones civiles pueden usar mecanismos de presión, como hacer publicaciones de prensa, llamar al partido interpelante, hacer manifestaciones sobre la 9a. avenida, como siempre se hace. Pueden usar muchas maneras” para pedir que avance la agenda.

Batzín calificó de irrelevantes las preguntas de la bancada Líder, pero el jefe de esa agrupación, Roberto Villate, le recordó que la Constitución prohíbe calificar los cuestionamientos, y comentó: “Aún faltamos tres oradores” en el interrogatorio.

Despidos

En la interpelación, Batzín informó que ha destituido a más de 200 personas, pese a que ese ministerio está emplazado desde principios del 2012.

“Se ha separado de su cargo a varias personas porque finalizó su contrato, porque eran puestos de confianza, y a otros porque se tenía sospecha de irregularidades”, justificó Batzín, luego de haber sido fuertemente cuestionado por el interpelante de Líder Leonardo Camey.

Batzín agregó que ya presentaron denuncias en el Ministerio Público por las supuestas irregularidades.

POR JESSICA GRAMAJO
Carlos Batzín responde a preguntas de Líder durante la tercera sesión de interrogatorios, ayer.

PrensaLibre.tv