Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

12/09/13 - 02:30 Justicia

Caos y riesgo impera en transporte extraurbano

Decenas de fotografías son enviadas a diario por lectores de Prensa Libre que muestran la falta de control y la impunidad que impera en el sistema de transporte extraurbano en Guatemala, lo cual pone en peligro la vida de miles de personas.

Las imágenes también  evidencian el desorden y el total desinterés de los conductores y propietarios de los autobuses en la seguridad de los usuarios, quienes se arriesgan   con tal de trasladarse a sus trabajos o estudios y de vuelta a sus hogares.

Las fotografías publicadas hoy fueron recibidas por la sección Ojo del Lector de la página www.prensalibre.com. También pueden ser enviadas al correo electrónico  ojodellector@prensalibre.com.gt.

Dos problemas son los más recurrentes: el exceso de velocidad y sobrecarga de las unidades. Es común ver a  gente que cuelga de las dos puertas de los autobuses,  en la parrilla o en ventanas, principalmente durante   asuetos largos de Semana Santa y Navidad, cuando muchos viajan a la provincia.

Los lectores denuncian que no se ve a ninguna autoridad hacer algo para cambiar ese problema, ni inspectores que multen a los conductores o que bajen a los usuarios que sobrepasan la cantidad permitida en la camioneta.

La Dirección General de Transporte cuenta solo con 21 inspectores para cubrir todo el país, y estos siguen un cronograma para supervisar en terminales de buses en  departamentos y municipios.



Transporte con sobrecarga de pasajeros captado el 2 de Febrero en San Pedro Yepocapa (Foto por: Alfredo José Sagastume Pérez)

Testimonios

“Es una forma de transportarse arriesgando la vida,  hay que tomarlo en cuenta y que las autoridades correspondientes tomen cartas en el asunto, aun cuando algunos de ellos sonríen al darse cuenta de la fotografía”, escribió el lector Óscar Rodríguez.

Fernando Argueta González, otro lector, opina: “Parece ser que la vida ya tiene precio de  Q3.00 por arriesgarla en los buses que se dirigen a Chuatuj, en Coatepeque, Quetzaltenango. Ni las autoridades ni los propietarios velan por la seguridad de los usuarios”.

No solo los adultos corren riesgo, sino también menores de edad, cuando se dirigen a la escuela o el colegio.

“Los padres de familia deben advertir a sus hijos del riesgo que corren cuando viajan colgando en los buses al salir de clases. ¿Qué pasaría si un niño se cae?  seguramente el piloto sigue su ruta o irá a la cárcel!”, envió Benjamín López Manrique, acerca de las unidades de la ruta de San José Poaquil a Santa Apolonia, Chimaltenango.

Los usuarios también critican los constantes aumentos en el precio del pasaje, sin que las autoridades lo impidan.

Por la mañana también se dejan ver a buses cargados en Villa Canales en la ruta a El Salvador (Foto por Rodolfo Monzón)

GALERÍA - Vea más fotografías de los lectores en este enlace


Regulación de buses

Esto establecen el Reglamento de Tránsito y el nuevo específico para el transporte extraurbano:

El Departamento  de Tránsito de la Dirección General de la Policía Nacional Civil tiene la facultad de sancionar.

También la Dirección General de Transportes del Ministerio de Comunicaciones.

El exceso de velocidad se multa con Q300.

Por transportar a más personas que las permitidas o llevarlas en el exterior, la sanción es de Q500.

POR GEOVANNI CONTRERAS C. /

Herramientas

Tags

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.