Política

Aliados a primera dama copan dirección de UNE

Los tres cargos más importantes y de mayor influencia en la dirigencia de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) están en manos de allegados de Sanda Torres Colom, esposa del presidente Álvaro Colom.

Por KAREN CARDONA

De Izq. a Der., César Fajardo, secretario de actas; Jairo Flores,  secretario general, y Gloria Torres, secretaria de organización. (Foto Prensa Libre: Daniel Herrera)
De Izq. a Der., César Fajardo, secretario de actas; Jairo Flores, secretario general, y Gloria Torres, secretaria de organización. (Foto Prensa Libre: Daniel Herrera)

Jairo Flores, Gloria Torres y César Fajardo fueron electos ayer en la asamblea general del partido como secretarios general, de organización y de actas, respectivamente.

Estos puestos son clave para la designación de todas las candidaturas del partido a cargos de elección popular. Además, si se diera el caso, deberán hacer frene a la inscripción de Torres de Colom como candidata a la presidencia, pese a la prohibición constitucional.

El politólogo Allan Martínez refirió que Torres de Colom consolidó su poder sobre la UNE, con el fin de afianzar su eventual candidatura presidencial.

Los que no quedaron conformes fueron los diputados que esperaban ocupar un cargo dentro del comité ejecutivo y que temen perder su candidatura a la reelección.

Entrada triunfal

“Es ella, nuestra líder y esposa del presidente que viene a acompañarnos”, decían los anfitriones de la asamblea nacional extraordinaria, cuando ayer Torres de Colom entró en el salón 7 del Parque de la Industria.

Los más de 15 mil asistentes rompieron en aplausos y gritos, mientras la fanfarria sonaba fuerte al fondo.

Acompañada de Amílcar Rivera, alcalde de Mixco, quien vestía una camisa del partido Victoria; Roberto Alejos, quien presidió la asamblea; Jairo Flores y el diputado Christian Boussinot, Torres de Colom se detuvo un momento para saludar a Salvador Gándara, alcalde de Villa Nueva, y se sentó en primera fila, pero no tuvo participación en el evento y evitó dar declaraciones a la Prensa.

Sin confrontación

El secretario general saliente, César Fajardo, le pidió a Alejos que presidiera la asamblea y al final fue este quien propuso a la única planilla, encabezada por Flores.

De los 20 miembros del comité ejecutivo nacional, 10 son allegados a Torres de Colom —tres de los cuales son clave en las candidaturas— y 10 son afines a Alejos.

Desde la primera semana de enero hasta la noche del sábado, Alejos estuvo en permanente negociación, luego de que declinara de su intención de ser el secretario general de la UNE.

Aunque la planilla podría reflejar el balance de las fuerzas dentro del partido, uneístas que quedaron fuera de la dirigencia aseguraron que Alejos prefirió evitar la confrontación, ceder espacios por su desacuerdo con el nombramiento de Gloria Torres y César Fajardo, por lo que no tendrá injerencia en la decisión de las candidaturas.

“El mayor acuerdo dentro del desacuerdo en el tema de consensos es cuando le damos prioridad a lo que nos une y no a lo que nos desune. Somos un partido que aspira a seguir desarrollando proyectos de largo plazo”, dijo Alejos al exhortar a la gobernabilidad dentro del partido.

Camino a la Presidencia

El politólogo Martínez expuso: “Al hacer memoria, el primer paso fue dejar fuera de la UNE a Manuel Baldizón, por considerarlo un rival fuerte, y después dejó fuera a Alejos, porque es un potencial candidato presidencial, y dejarlo como secretario general de la UNE le daba lugar a negociar cuotas de poder y candidaturas, lo cual representaba delegarle mucho poder y protagonismo en un año electoral”.

Martínez refirió que con la designación de Gloria Torres, hermana de la esposa del presidente, en la secretaría de organización, y Fajardo, se cierran las filas para negociar las candidaturas.

El analista recuerda que después de las candidaturas viene el financiamiento para campañas locales y el gran aporte para la campaña presidencial.