Política

Primera dama virtual candidata presidencial del partido oficial

La primera dama Sandra Torres de Colom será la candidata a la presidencia por el oficialista partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), en las elecciones generales de septiembre próximo, aseguraron a la agencia Acan-EFE fuentes de la organización política.

Por CARLOS ARRAZOLA

La esposa del presidente Álvaro Colom, Sandra Torres, saluda a pobladores de Quiché, en Chichicastenango. (Foto Prensa Libre: Óscar Figueroa)
La esposa del presidente Álvaro Colom, Sandra Torres, saluda a pobladores de Quiché, en Chichicastenango. (Foto Prensa Libre: Óscar Figueroa)

"Es un hecho que ella será la candidata, no sólo porque es la única con liderazgo dentro del partido a nivel nacional, sino porque es algo por lo que ha trabajado en los últimos años", dijo uno de los miembros del comité ejecutivo de la UNE.

El anuncio oficial de su candidatura, aseguró la fuente, se hará "a más tardar en abril próximo", luego de que concluya una masiva campaña de comunicación política iniciada por el partido, que tiene como propósito generar la sensación de que es la población la que le demanda asuma ese compromiso.

La campaña incluye mensajes en la televisión local donde beneficiarios de los programas de combate a la pobreza del Gobierno, que ella dirige, le piden que acepte ser candidata presidencial, así como actos políticos en los que líderes y partidos afines a la UNE la instan a que atienda "el clamor popular".

Lo han evadido

El presidente Álvaro Colom ha evadido hablar sobre la virtual candidatura presidencial de su esposa, y ha argumentado que es ella la que debe decidir al respecto, mientras que los líderes de la UNE, aunque aceptan que Torres de Colom "es una posible candidata" a la presidencia, se niegan a oficializar sus aspiraciones.

La primera dama, quien desde que inició la gestión de su esposo se ha mantenido alejada de las cámaras y micrófonos de la prensa, también ha evadido las preguntas de los reporteros respecto a su candidatura, y se ha limitado a indicar que "aún no es tiempo" para hablar de ello.

Las fuentes de la UNE aseguran que la estrategia diseñada para que Torres de Colom sustituya en su esposo en la Presidencia del país, contempla "acciones legales" para superar la prohibición constitucional que le impide participar en la contienda electoral.

Aunque no precisan los detalles de esas "acciones legales", otras fuentes cercanas al partido oficial sostienen que acudirán a la Corte de Constitucionalidad (CC), máximo tribunal del país, para que ésta determine si la esposa del Presidente esta incluida en las personas que el artículo 186 de la Constitución prohíbe optar a la primera magistratura del país.

Prohibición constitucional

La disposición constitucional prohíbe optar a la Presidencia, entre otros, a "los parientes dentro de cuarto grado de consanguinidad y segundo de afinidad" del mandatario cuando éste último se encuentre ejerciendo la Presidencia.

Abogados especialistas en derecho constitucional y líderes de la oposición consultados por medios locales, aseguran que ese artículo sí aplica para la primera dama ya que se encuentra en el primero grado de afinidad del presidente, por ser su esposa.

Las fuentes de la UNE, en cambio, creen que esa disposición contraviene otro artículo de la Constitución, el 136, que establece el derecho político de que gozan todos los guatemaltecos de "elegir y ser electo".

Los cinco magistrados de la CC que deberán resolver sobre este asunto, y que integraran ese tribunal durante los próximos cuatro años, serán elegidos en los próximos días por el Presidente, el Parlamento, la estatal Universidad de San Carlos, el Poder Judicial y el Colegio de Abogados de Guatemala.

Brasa para la CC

Otras fuentes aseguran de que en caso la CC falle en contra de las aspiraciones de la primera dama, aún le queda una carta bajo la manga para lograr su objetivo de ser candidata presidencial: el divorcio de mutuo acuerdo con el mandatario.

Pero además de los obstáculos legales, para hacerse de la Presidencia de la República, Sandra Torres de Colom tiene que lograr el voto de la mayoría de los guatemaltecos, tarea que según las últimas encuestas publicadas por la prensa local está cuesta arriba.