Iniciar Sesión
Registrarse
  Preguntas frecuentes
  |  
¿Olvidó su contraseña? 

23/06/13 - 00:00 Revista D

Una vida dedicada a la investigación

Como a cualquier niño, a Juan Alberto García Garín le entusiasmaban los castillos medievales, pero su interés no se quedó solo en una fantasía infantil, sino que lo llevó varios pasos más lejos al titularse en Historia del Arte y Arqueología por la Universidad de París I, Panthéon-La Sorbonne, en 1994; en Historia por la École de Hautes Études en Sciences Sociales de París, en 1999, y como doctor en Arquitectura por la Universidad Europea de Madrid, en el 2009.

Como arqueólogo ha trabajado en su natal España, Francia, Italia, Jerusalén, Omán, Yemen, Irak y Guatemala. Es destacable la etapa que pasó en el prestigioso museo Louvre, en Francia, de 1998 a 1999, como responsable del depósito arqueológico, justo antes de arribar al país para formar parte del cuerpo docente de la Universidad Francisco Marroquín (UFM), sede Quetzaltenango, en 1998.

Al llegar a Guatemala no encontró castillos ni murallas, sino arquitectura colonial, por lo que la convirtió en su fuente de investigación. Como extranjero sabía que el único arte colonial que se conoce afuera, incluso dentro de estas fronteras, es el de Antigua Guatemala; sin embargo, hay mucho más, y de esa cuenta lleva a sus estudiantes al occidente para estudiarla; por ejemplo, la arquitectura de la ermita de Salcajá, en Quetzaltenango.

En una segunda etapa en estas tierras (2012), García Garín se desempeñó como director del programa Exploraciones sobre la Historia, siempre para la UFM, lo que comprendía el resguardo e investigación de la casa Popenoe, en la ciudad colonial, y el museo del Popol Vuh y la Mapoteca, en Ciudad de Guatemala.

Gracias a sus investigaciones ha desarrollado varias teorías sobre los monumentos arquitectónicos nacionales como la casa Popenoe, sobre la que concluye que no data del siglo XVI, como se piensa, pero su valor consiste en ser una casa modelo que fue restaurada para conservar el más antiguo estilo colonial, derivado de la disposición de las habitaciones, la fuente, los jardines, puertas y ventanas

¿Cuál ha sido su trabajo como arqueólogo?

He trabajado en España, Francia, Italia, Jerusalén, Omán, Yemen, Irak y Guatemala. Este amplio recorrido me ha permitido conocer las culturas antiguas de distintas partes del mundo. También trabajé en una de las últimas etapas de la restauración del prestigioso museo Louvre, en Francia, de 1998 a 1999; fui responsable del depósito arqueológico, justo antes de aceptar la invitación de venir a Guatemala para formar parte del cuerpo docente de la UFM, en la sede de Quetzaltenango. También supervisé prácticas en la École du Louvre y la Universidad de París. Entre el 2006 y el 2012 trabajé en la Universidad Europea de Madrid, en la Escuela de Arquitectura, donde llegué a ser el director académico.

¿Cómo llegó a Guatemala?

La UFM reclutaba, y aún lo hace, profesionales españoles recién graduados para impartir clases en la sede de Xela. Me pareció una buena oferta y decidí venir.

Estuvo acá algunos años y luego partió hacia Irak. ¿Qué tarea desempeñó allá?

De diciembre del 2011 a enero del 2012 dirigí la primera campaña de investigación arqueológica del área E de la Ciudad de Erbil, en el Kurdistán iraquí. Una antiquísima urbe que siempre ha estado habitada. En el transcurso de su historia ha habido asentamientos asirios, persas, sasánidas, árabes y otomanos, y hoy es una de las más importantes de Irak.

¿Cuál fue su trabajo en Israel?

En Jerusalén lideré el programa de Patrimonio Cultural de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo. Más tarde trabajé en el inventario de las colecciones europeas de la Biblioteca Khalidi, construida en 1900 sobre la tumba del emir Barka Khan, que data del siglo XIII. Esta joya cultural está ubicada en una de las calles del barrio musulmán de la ciudadela antigua y ha sobrevivido a conflictos y el tiempo, con lo que ha conservado escritos que han sido resguardados de generación en generación.

¿En qué consiste el programa Exploraciones sobre la Historia?

Entre mis tareas está encargarme del programa Exploraciones sobre la Historia en la Universidad Francisco Marroquín, que trata de ofrecer una visión científicamente rigurosa del pasado al abordar los aspectos de la historia de Mesoamérica que han sido marginados, o se sabía poco sobre ellos. Un buen ejemplo es el lienzo de Quauhquechollan, el que explica la conquista de Guatemala desde el punto de vista de los quauhquecholtecas, indígenas de México que acompañaron a Jorge de Alvarado y cuyo papel, pese a su trascendencia, hasta ahora, no se había tenido en cuenta.

¿También es autor de varios libros?

Soy el editor, y en parte autor de cuatro libros sobre patrimonio cultural del mundo islámico, cultura que me apasionó mucho. Además, he participado en varios textos colectivos, sobre historia y sobre docencia universitaria. Tengo una larga lista de artículos sobre patrimonio cultural y docencia. Además, he escrito dos novelas.

¿Ha considerado escribir sobre la arquitectura guatemalteca?

En el 2004 publiqué un artículo, en colaboración con la arquitecta Aury Ceballos, que trata sobre el convento de Capuchinas, en Antigua Guatemala. Espero que muy pronto salga a la venta una guía sobre ese edificio. Al mismo tiempo, tengo varios escritos sobre mis investigaciones en la Casa Popenoe.

¿Ha estado en contacto con las ruinas mayas?

En el tiempo que he vivido en Guatemala he visitado muchas ruinas precolombinas, con mayor frecuencia durante mi anterior estancia. Sin embargo, es un tema sobre el que tengo aún que aprender mucho. Mi enfoque ha sido mayor con los vestigios de la etapa colonial.

¿Cuáles son sus proyectos a corto plazo?

Durante mi trabajo en las distintas universidades y sitios arqueológicos, he entablado amistad con importantes especialistas de la arqueología española, lo que me ha permitido invitarlos a que vengan a Guatemala para compartir con las personas interesadas en la materia y estudiantes.

Del 8 de julio al 17 de septiembre abriremos al público una serie de conferencias con expertos de la talla de Philippe Malgouyres, conservador de Escultura y Objetos del Arte del museo del Louvre; José Miguel Muñoz, doctor en Historia del Arte por la Universidad Complutense de Madrid; Enrique Castaño, doctor y arquitecto por la Escuela de Arquitectura de Madrid; y Ana Luengo, doctora y arquitecta, también de la Escuela de Madrid.

Además, me gusta el trabajo que hago actualmente. El equipo y yo estamos listos para ofrecer a la comunidad educativa una licenciatura en Historia del Arte, un proyecto en el que he trabajado estos últimos años.

PERFIL

Licenciado en Historia del Arte y Arqueología por la Universidad de París I, Panthéon- La Sorbonne, 1994.

Doctor en Historia por la École de Hautes Études en Sciences Sociales de París, en 1999.

Doctor en Arquitectura por la Universidad Europea de Madrid, 2009,

POR ISABEL DíAZ SABáN / D FRENTE

Más noticias de Revista D

Herramientas

Tags

© Copyright 2012 Prensa Libre. Derechos Reservados.

Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.