Salud y Familia

Si quiere tener buena salud, dígale adiós a las toxinas

¿En los últimos días ha sentido fatiga, insomnio o pesadez estomacal? Si la respuesta es positiva  es probable que durante las fiestas de fin de año se haya excedido en el consumo de comidas y bebidas y su cuerpo necesite desintoxicarse.

Por Cristian Noé Dávila

El consumo de frutas y verduras, por su alto contenido de fibra y minerales, favorece la eliminación de toxinas.
El consumo de frutas y verduras, por su alto contenido de fibra y minerales, favorece la eliminación de toxinas.

“Tenemos que recordar que la desintoxicación es un proceso natural que ocurre a diario. Pero, nosotros podemos ayudar a nuestro cuerpo a que haga este proceso”, dijo el jueves la nutricionista Alejandra Hernández, de la clínica ComeSano, durante El Consultorio.

Para lograrlo, es necesario aumentar el consumo de frutas y verduras crudas y con cáscara, pues estas aportan fibra y minerales que favorecen la digestión. “También es necesario reducir el consumo de carbohidratos simples, es decir, evitar  pastas, pan blanco, postres o galletas con mucha azúcar, porque aportan gran cantidad de calorías”, recomendó Hernández.

A criterio de la nutricionista, se deben evitar los métodos détox —desintoxicantes— sin la supervisión de un experto, ya que esto puede descompensar el organismo o causar el “efecto rebote”. “Estas dietas rápidas nos ayudan a bajar de peso de manera temporal, pero después volvemos a recuperar las libras perdidas”, enfatizó la invitada.





Otro error es creer que comer varias veces al día un mismo alimento —solo manzana o piña, por ejemplo— es lo mejor  para reducir  molestias estomacales producto de comer y beber en exceso. “Lo ideal es hacer cinco tiempos de comida en horarios establecidos y con la cantidad adecuada de carbohidratos complejos, proteínas y minerales, según los requerimientos individuales. “Así el cuerpo podrá eliminar las toxinas sin ningún problema”, concluyó Hernández.

La jugoterapia

  • Beber un licuado es una buena opción durante la merienda, pero un batido nunca deberá sustituir un tiempo de comida principal.
  • También hay que tomar en cuenta que la jugoterapia promueve el consumo de alimentos diuréticos —piña, apio, pepino, entre otros—.
  • “Si estas bebidas se ingieren en exceso se puede provocar un desequilibrio de electrolitos —minerales presentes en los fluidos corporales—, pues durante la depuración no se elimina grasa, sino potasio o sodio”, explicó la nutricionista Alejandra Hernández.




Buenos hábitos

  • El organismo entra en equilibrio cuando la persona consume cinco tiempos de comida al día —desayuno, almuerzo, cena y dos meriendas—.
  • Tomar por lo menos ocho vasos de agua al día.
  • Evitar las bebidas carbonatadas y los jugos artificiales.
  • Fomentar la nutrición saludable con todos los integrantes del hogar, ya que así se vuelve un estilo de vida.
  • Lograr que los tiempos de comida  sean momentos para compartir. Evitar distraerse con la TV, celulares o computadora.
  • Ejercitarse de manera regular.