¿Cómo despertar el interés por las ciencias en los niños?

La ciencia puede resultar muy sencilla y divertida. Sólo se debe aprovechar la curiosidad natural de los niños y los recursos disponibles al alcance.

×

Desde los primeros años de infancia, en todo niño se despierta la curiosidad.  Por naturaleza,  el infante desea descubrir por qué suceden las cosas.

Deja que tus hijos vivan la ciencia en lugar de contársela

En el primer año de vida, el bebé es capaz de dejar caer o lanzar objetos y observar su comportamiento, acción que repetirá muchas veces a esta edad. Estas acciones son antesala para entrar al descubrimiento del mundo que le rodea. La curiosidad es la característica fundamental que lo impulsará.

Todo niño es un científico en potencia. Entre los 2 y 4 años de edad inician los fuertes avances en el desarrollo del pensamiento, se presenta la etapa de los ¿Por qué?  El desarrollo cognitivo le exige el entendimiento de las causas de los fenómenos, hechos o situaciones que le rodean. El cerebro actúa enérgicamente y demuestra su inclinación natural hacia el aprendizaje.

Hasta los ocho años de edad, el niño contará con características cognitivas especiales que le inclinarán al aprendizaje de las ciencias, generando el interés por el descubrimiento o la comprobación.  A esa edad los chicos pueden aplicar el método científico sin necesidad de conocerlo: realizan observaciones, generan hipótesis y las comprueban al usar sus propios medios. Llegarán a conclusiones que compartirán como nuevos conocimientos.

Es importante crear un ambiente de estímulo para el desarrollo de esta etapa. En casa pueden reunirse en familia y recrearse con juegos de lógica, resolver acertijos, hacer experimentos, ver películas con temas científicos, leer algunas noticias de ciencia o utilizar páginas o aplicaciones respecto al tema. También es necesario realizar preguntas que estimulen la curiosidad, por ejemplo ¿por qué llueve?  Lo importante no es la respuesta, sino despertar en el chico el interés por entender los fenómenos que le rodean. Se aprende más con buenas preguntas que con buenas explicaciones. Enseñar a cuestionar sobre la naturaleza es enseñar a aprender sobre ciencia.

¿Por qué se aprende Matemática en el colegio?

La Matemática es el lenguaje universal de las ciencias. Aprender Matemática significa aprender un nuevo lenguaje. Aunque es una necesidad para desenvolverse en la sociedad, por su naturaleza, el aprendizaje progresivo y sistemático de esta ciencia, potencializa el desarrollo intelectual de los alumnos. La Matemática presenta escenarios particulares que requieren un esfuerzo cognitivo que enfrentan a cada estudiante a desafíos muchas veces abstractos, cuya solución requiere, un dominio adecuado de la teoría, del proceso y puesta en marcha de habilidades cognitivas, para procesar la información. Así como el cuerpo necesita de alimento para crecer, el cerebro requiere de material intelectual para desarrollarse.

En el Colegio Capouilliez, la Matemática ha tenido un papel  predominante a través de los años, por el impacto que esta tiene en el desarrollo intelectual de los alumnos. Esta clase no se limita a la enseñanza de contenidos o al dominio de los procesos, sino que presenta un modelo pedagógico centrado en el aprendizaje a través del desarrollo de las habilidades cognitivas. Una clase vista desde el que aprende significa entender desde el cerebro del estudiante.

En las clases de Matemática se diseñan actividades cuya intención es desarrollar las habilidades cognitivas, que incluyen la competencia de resolución de problemas. Con el avance de las investigaciones sobre neuroaprendizaje y el aparecimiento de nuevas tecnologías educativas, la innovación es el estándar que dirige el aprendizaje de la Matemática. La capacitación constante del personal docente,  hace más fácil que este proceso sea una realidad.

Uno de los programas más importantes, fruto del modelo pedagógico aplicado, es el Programa de Olimpiadas. En él participan todos los estudiantes que tienen deseos de aprender más sobre alguna ciencia específica. Se busca potencializar al máximo a cada alumno, a través de entrenamientos monitoreados por un tutor e investigaciones personales. Los alumnos se preparan para realizar evaluaciones de alto rigor científico. Todo estudiante que participa en el programa, logra altos niveles de autonomía y disciplina. Se ha observado cómo la metodología utilizada impacta grandemente la vida de los alumnos. Muchos participantes deciden estudiar ciencias puras en sus carreras universitarias e incluso algunos se convierten en tutores del programa.

El programa alcanza un alto nivel académico desarrollando competencias fundamentales, como la resolución de problemas. Uno de los objetivos más importantes en el entrenamiento de los estudiantes es la formación de la autonomía. Todos los participantes desde las primeras etapas del programa son impulsados a aprender por descubrimiento. Conforme aprenden nuevos contenidos, desarrollan y afinan habilidades que le servirán para enfrentarse a los retos académicos propios de cada asignatura en la cual compiten. Los tutores acompañan uno a uno a cada estudiante guiando y monitoreando su proceso; asignan actividades que propician la investigación personal y el trabajo en equipo.

Aunque todos los estudiantes compiten sanamente para lograr un puesto dentro de la selección oficial, el trabajo en equipo es crucial para alcanzar uno de ellos. Los alumnos aprenden que para obtener mayores y mejores aprendizajes necesitan unos de otros. Esta dinámica ha traído importantes beneficios en la competencia y en la vida social de los estudiantes; les ha ayudado a fortalecer valores de honestidad, integridad, productividad, organización, liderazgo y excelencia haciéndolos crecer como personas de bien.

En los últimos años, como resultado de la adopción de nuevas estrategias, el programa ha tenido un notable crecimiento y éxito. Tanto tutores como estudiantes han logrado importantes resultados.  En el año 2021, el Colegio obtuvo el 25% de todos los premios otorgados en las Olimpiadas Científicas a nivel nacional.   Ha sido el año en  que se alcanzó la mayor cantidad de premios hasta la fecha. En la categoría de Matemática se obtuvieron 1 medalla de oro, 2 medallas de plata, 2 medallas de bronce y 1 mención honorífica.  En otras asignaturas como Biología, Ciencias Naturales y Física, los alumnos obtuvieron 2 medallas de plata y 2 de bronce. El Colegio tiene  10 ganadores de un total de 40 premios otorgados a nivel nacional.

Considerando los beneficios extraordinarios que este programa ha traído a cada estudiante que participa, también se está implementando en el nivel de primaria. Niños desde los ocho años inician su preparación con la ilusión que en algunos años participarán en la Olimpiada Nacional de Ciencias.   Es importante empezar desde pequeños para captar su interés y desarrollar sus habilidades naturales con metodologías atractivas para su edad. Las  actividades deben ser innovadoras para mantener activo el interés a lo largo de los años.

El proceso de aprendizaje no puede encasillarse en una estructura rígida. La innovación y las nuevas investigaciones marcan el rumbo: el cambio es y deberá ser, una constante en educación.

 

 

 

 

Publicado el