Hospital Ángeles hace historia con innovador procedimiento quirúrgico realizado por primera vez en Guatemala

La intervención es conocida como Nefrolitotomía Percutánea Bilateral, una cirugía realizada a pacientes con cálculos renales o ureterales coraliformes de gran tamaño en ambos riñones. Lo novedoso de la nueva técnica es que se realiza en ambos riñones de manera simultánea.

×

Hospital Ángeles marcó un hito en la historia de la salud en Guatemala al ser parte de una innovadora cirugía, realizada con éxito por primera vez el pasado 30 de octubre.

En el procedimiento participaron los urólogos guatemaltecos Luis Jacobs y David Recinos, quienes contaron con el apoyo y experiencia de sus colegas mexicanos el doctor Francisco Javier Sánchez y el doctor Ricardo Leal. Cabe destacar que el doctor Sánchez es un reconocido urólogo que posee un Centro de Cirugía Endoscópica Urológica en León, Guanajuato, donde realizan este tipo de cirugías ocho a 10 veces a la semana.

La intervención es conocida como Nefrolitotomía Percutánea Bilateral y se utiliza con más frecuencia para los cálculos más grandes o cuando otros procedimientos, como la litotricia extracorporal por ondas de choque o la histeroscopia, no son exitosos o no son una posibilidad. Generalmente son cálculos arriba de 2 centímetros, que incluso pueden alcanzar los 7 centímetros y que se alojan en las cavidades dentro del riñón, tomando forma de un coral de mar, por lo que son llamados cálculos coraliformes.

“El problema que habíamos tenido durante muchos años era la forma de extraer esos cálculos. No existía ningún procedimiento sencillo para hacerlo, se había probado con cirugía abierta, con cirugía percutánea litotricia extracorpórea (ondas de choque) pero no existía ningún procedimiento ideal para resolver el problema”, asegura el doctor Jacobs.

 

¿En qué consiste?

La Nefrolitotomía Percutánea es un procedimiento muy utilizado en otros países y consiste en realizar una incisión quirúrgica de un centímetro en la espalda del paciente para introducir un endoscopio para extraer los cálculos renales, evitando hacerlo por la vía urinaria o a través de alguna herida grande, como se hacía anteriormente.

 

Esta cirugía es la indicada para pacientes con cálculos de gran tamaño, puesto que es más probable que la extracción se realice sin producir algún tipo de daño a los riñones. El problema de la cirugía abierta u otro tipo de procedimientos es que lastiman aún más el riñón, mientras que la cirugía percutánea permite mantener la función renal.

Se suele recomendar en las siguientes situaciones:

  • Cálculos renales grandes que obstruyen más de una rama del sistema de recolección del riñón (denominados “cálculos renales coraliformes”).
  • Cálculos renales que tengan más de 0,8 pulgadas (2 cm) de diámetro.
  • Cálculos grandes que se encuentren en el uréter.
  • Cuando otras terapias hayan fracasado.

“Es un procedimiento que ya se había hecho en Guatemala en un solo riñón, pero la novedad ahora es que este paciente tenía cálculos de entre 2.5 y 3 centímetros en los dos riñones. Al hacerla bilateral abordamos ambos órganos en un mismo acto quirúrgico para disminuir procedimientos, disminuir riesgos del paciente y tratar de resolver su problema de una sola vez con solo dos pequeñas heridas, una por riñón”, explica el doctor Jacobs.

De acuerdo con el urólogo, la cirugía duró poco más de cinco horas y fue catalogada como un éxito.  El paciente egresó del hospital dos días después sin ninguna complicación.

 

Un hospital de avanzada

De acuerdo con los urólogos, para realizar este tipo de cirugías es indispensable contar con una infraestructura hospitalaria grande que incluya rayos X en sala de operaciones y una mesa quirúrgica especial que no impida el paso del rayo X, algo que muy pocos hospitales en el país poseen.

“En Hospital Ángeles encontramos el instrumental quirúrgico y aparatos de primera línea para desarrollar una cirugía exitosa. Se cuenta con toda la infraestructura necesaria para resolver estos casos, lo cual nos ayuda como especialistas a evitar una complicación en este tipo de pacientes, que incluso pueden llegar a tener daño renal irreversible si no se atienden a tiempo”, puntualiza el doctor Jacobs.

Ubicado en el Centro Histórico, Hospital Ángeles también destaca por brindar servicios integrales de salud con altos estándares de calidad profesional, tecnología médica y calidez humana, cumpliendo con principios éticos y morales para satisfacer las necesidades de los pacientes de manera segura y confiable. En la actualidad posee 14 camas de intensivo, 50 camas para hospitalización o encamamiento,12 cubículos para atención de emergencias, 8 quirófanos para realizar todo tipo de cirugías y un equipo humano conformado por 208 colaboradores, así como por 1,200 médicos de las diferentes especialidades.

“Para Hospital Ángeles es motivo de satisfacción ser parte de este tipo de cirugías innovadoras en el país. Somos una institución que se preocupa por estar a la vanguardia y por tener una infraestructura de primer nivel. Somos el único en su categoría que posee la Certificación ISO 9001-2015 desde 2017, lo cual nos ha permitido poner en marcha procesos eficientes y eficaces, así como colocar estándares de calidad en el servicio, agilizar los procesos y reducir las infecciones nosocomiales para evitar poner en riesgo la vida y la salud de nuestros huéspedes”, destaca el doctor Jorge Peláez, director Médico de Hospital Ángeles.

Publicado el

Archivado en:

Hospital Ángeles