Lo que debe saber sobre la hipertensión

Factores del día a día podrían llevar su presión arterial al límite o reducir el riesgo de padecerla.

La presión arterial es la medición de la fuerza ejercida contras las paredes de las arterias a medida que el corazón bombea sangre a su cuerpo. La hipertensión es el término que se utiliza para describir la presión arterial alta.

Cuando a una persona le “toman la presión”, esta se lee con dos números. El número superior se trata de la presión arterial sistólica y el número inferior, se refiere a la presión arterial diastólica.

Una presión arterial normal en una persona sana es menor a 120/80 mm Hg, la mayoría de las veces. Una presión arterial alta (hipertensión) es cuando uno o ambos números son mayores de 130/80 mm Hg la mayoría de las veces. Se determina que la presión arterial está elevada cuando el resultado de la lectura es el número superior es entre 120 y 130 mm Hg y el valor del número inferior es menor a 80 mm Hg.

Muchas personas creen que este padecimiento es hereditario. Sin embargo, que un familiar cercano la haya padecido no significa que automáticamente esa persona sea hipertensa, por ser hijo, sobrino o nieto de una persona con hipertensión.

Lo que si significa es que existe mayor predisposición a ser hipertenso, si se descuida el estilo de vida y se cuenta con factores de riesgo. Existen varios factores de riesgo para desarrollar hipertensión:

  • La edad, pues a medida que la edad aumenta, las arterias se endurecen y por eso la presión arterial se eleva.
  • Ser fumador
  • Ser obeso
  • Padecer de diabetes
  • Consumo excesivo de sal
  • El sedentarismo
  • El estrés y la ansiedad
  • Toma mucho alcohol

Sin embargo, no todas las causas de presión arterial se deben a lo mismo. Algunas personas la presentan por un medicamento que toman o por otra afección. En este caso se le conoce como hipertensión secundaria y podría ser causada por otros padecimientos como:

  • Enfermedad renal
  • Trastornos de las glándulas suprarrenales
  • Padecimientos de la tiroides
  • Embarazo o preeclampsia
  • Píldoras anticonceptivas, pastillas para adelgazar, medicamentos para el resfriado, medicinas para la migraña, entre otros.

Es por eso que, ante la posibilidad de padecer hipertensión, usted no debe automedicarse, sino asistir con su médico de confianza para que lo evalúe. Tampoco tome el medicamento que otra persona con hipertensión toma pues las causas podrían ser distintas y cada cuerpo es diferente. Invierta tiempo y esfuerzo en hacer modificaciones en su estilo de vida para que sea más saludable.

Fuentes: doctor Herbert Vides, asesor médico de la división de Consumo de Laboratorios Bayer para Centroamérica y el Caribe, herbert.vides@bayer.com. MedlinePlus.