¿Por qué todos los productos están subiendo de precio?

La sensación de pagar más y comprar menos es algo que experimentan cada vez más guatemaltecos, y no es de extrañarse tras el aumento de precios en materias primas y productos básicos generalizado en todo el mundo.

×

Los incrementos en precios de materias primas promedian el 57 por ciento, incluso alcanzan el 94 por ciento como es el caso del maíz y hasta del 406 por ciento en la madera, según datos del Proyecto de Soluciones Innovadoras para Cadenas de Valor Agrícola (PROINNOVA Guatemala). El efecto es perceptible primeramente en los costos de producción y paulatinamente en el precio de los productos al consumidor.

Ejemplo de ello es el valor de la carne, ya sea de aves, cerdos o ganado, ya que el aumento en su precio se verá reflejado tarde o temprano por el incremento en el costo del maíz, alimento básico para la producción de animales de granja.

De igual manera se espera que el alza en materias primas alcance también a sectores como el de automóviles, electrodomésticos y otros. El cobre alcanzó un aumento del 60 por ciento a principios de 2021, el precio más alto en los últimos 10 años, y el petróleo crudo pasó de una baja de US$20 el barril en abril del año pasado a US$70 en la presente fecha.

Para la Federación de Cámaras de Industria de Centroamérica y la República Dominicana (Fecaica), “la pandemia del covid-19 ha elevado en más del 100 por ciento el precio de las materias primas utilizadas en Centroamérica, especialmente las que se usan para producir plástico, alimentos, transporte o construcción”, indicó su directora Ejecutiva Paola Quezada a la agencia internacional de noticias Efe.

Causas del aumento de precios

La pandemia ha sido solo el inicio de una serie de factores que se han desencadenado para causar aumentos generalizados en todo el mundo.

La interrupción en actividades económicas y los bloqueos, que se dieron a principios del año pasado por el covid-19, provocaron una caída en los precios de productos varios como el crudo, la plata, el cobre y otras materias primas. Esto acarreó una baja en la producción de las mismas y posteriormente un repunte inesperado en la demanda y precios.

El petróleo, por ejemplo, incrementó su precio 45 por ciento en comparación al 2020, indicó el profesor de economía Thomas Mondschean, del Driehaus College of Business de DePaul, a un noticiero local de Chicago.

Por otra parte, la escasez de contenedores y cambios en rutas, han provocado atrasos y aumentos de costes que superan hasta cinco veces las tarifas por fletes en importaciones de Asia a Latinoamérica.

Con la vacunación, el levantamiento de bloqueos y la acelerada reactivación económica, hay demandas pendientes de cubrir y esto también “ha provocado que las materias primas registren alzas sistemáticas superiores al ciento por ciento de sus costos, en comparación al mismo período de hace un año”, agrega Quezada.

A ello se suma la política monetaria en Estados Unidos que “ha aumentado el dinero en circulación a una velocidad de más del 70 por ciento, algo nunca antes visto en la historia de este país”, según PROINNOVA Guatemala. Para esta organización, ello significa que los inversionistas han perdido la confianza en el dólar y, en su lugar, comienzan a ver otros activos, aumentan los precios de acciones y también de las materias primas como inversión.

 

El incremento en el petróleo y sus derivados

Después de una caída por debajo de los US$2 el galón de gasolina a inicios de la pandemia en Estados Unidos, en febrero del presente año se registraban precios de US$2.68 por galón y se proyecta que pueden alcanzar los US$2.91 sin impuestos. En Guatemala, de agosto de 2020 para agosto 2021, el precio del barril de petróleo se había incrementado el 80 por ciento, según datos de la Asociación Guatemalteca de Expendedores de Gasolina (AGEG).

Para el analista Hugo Maul Rivas, del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN), “antes de la pandemia el precio del barril estaba alrededor de los US$70 y lo que estamos viendo es una recuperación en los precios prepandemia, con aumento en los últimos momentos de este año debido a problemas de comercio mundial”.

 

“En términos generales, todo lo que es derivado del petróleo está encarecido. El gas no puede ir muy lejos de lo que está pasando con el precio del petróleo”. Hugo Maul Rivas, analista del CIEN.

 

 

En alza continua

Otro aspecto que influirá en el alza del precio del combustible es la alta demanda interna de diésel y gas licuado de petróleo (GLP) en Estados Unidos para la temporada de invierno. A inicios del presente año, la demanda sobrepasó la capacidad de las refinerías en Texas y se considera que de igual manera podría afectar en los próximos meses.

También intervienen acontecimientos como el cierre de refinerías que redujeron hasta en 20 por ciento la capacidad de producción de petróleo, lo que significó hasta 1,000 millones de barriles menos al día. Aunque se espera que la oferta mejore entre 2022 y 2023, también se prevé un aumento en su precio.

El grupo de inversiones Goldman Sachs también se ha pronunciado respecto a que, tras la vacunación y el aumento de viajes, la demanda de petróleo en Estados Unidos podría llegar a los 200 mil barriles diarios. Considera que si los suministros no se mantienen al día, esa mayor demanda significará mayores precios de combustible.

El suministro hacia Guatemala también podría verse afectado por factores como el huracán Ida que interrumpió la producción de gas y petróleo en la costa del golfo de Estados Unidos, principal abastecedor para nuestro país, señala Maul Rivas.

Mientras los precios se acomodan y se reestructuran los procesos de producción por la falta de materias primas en Centroamérica, “en muchos sectores se ve la necesidad de trasladar al consumidor final el costo”, comenta Quezada.

Derivado de la baja producción de petróleo y su alta demanda, también se ha generado un alza en el precio del gas en todo el mundo. Estos incrementos también serán influidos en Europa por otros factores como los compromisos ambientales, impuestos al carbono, baja en las corrientes de aire y la presión de Rusia para construir el gasoducto Nordstream 2. La tonelada de gas natural alcanzó a finales de septiembre los 65.09 euros, después de haber iniciado el año en poco más de 30 euros por tonelada.

El incremento constante en el precio del gas será el mismo para Guatemala, considerando que además de la poca oferta y la alta demanda, existen agravantes como las tormentas en el golfo de México, la temporada de invierno en Estados Unidos, plantas al límite de su capacidad, la reciente escasez de conductores de camiones y un cuello de botella en puertos estadounidenses que han anunciado el incremento para este fin de año de varios productos como lavadoras, vasos, juguetes, árboles de Navidad artificiales, zapatos y ropa, teléfonos celulares, automóviles, computadoras, incluso filetes de carne.

 

Algunas materias primas con aumento de precio en Guatemala

  • Madera 406%
  • Hierro 97%
  • Petróleo 80%
  • Materias industriales 54%

*Con datos de PROINNOVA Guatemala y AGEG.

 

¿Habrá aumento en la inflación?

Consultores del Central American Business Intelligence (CABI) advierten un aumento en la inflación para Guatemala, derivado del incremento de precios en las materias primas y tomando como referencia el alza inflacionaria en Estados Unidos, según expusieron en el webinar sobre “Riesgos de inflación e impacto en el sector agro”.

Sin embargo, Hugo Maul Rivas, analista del CIEN, se muestra más cauteloso con este pronóstico, al referir que “la medición de inflación este año ha estado controlada y no veo un aumento súbito de precios por razones nacionales ni del petróleo”.

Lo cierto es que, si bien Guatemala ha registrado un nivel bajo de inflación a nivel interno, del 0.67 por ciento en agosto del presente año, la inflación importada asciende al 2.95 por ciento en el mismo periodo para hacer un total del 3.62 por ciento.

 

Aspectos que han influido en el alza de precios generalizada

  • Aumento inesperado en la demanda de materias primas tras la liberación de bloqueos por covid-19.
  • Escasez en algunas materias primas.
  • Escasez de contenedores y aumento de precio de fletes marítimos.
  • Aumento en el precio del petróleo.
  • Acelerada reactivación económica tras la vacunación.
  • Política monetaria de Estados Unidos.

 

Fuentes: Hugo Maul Rivas, analista de CIEN. PROINNOVA Guatemala, Boletín 51. CABI, Webinar: Riesgos de inflación e impacto en el sector agro. Efe, edición América. FundsSociety. Prensa Libre. Cinco Días

 

Publicado el