CAMPO PAGADO: Prácticas de espionaje aumentan con la pandemia

Intereses particulares y políticos mueven acciones tecnológicas para obtener información relevante.

×

La pandemia trajo consigo el uso más frecuente de plataformas digitales y el espionaje a personajes de interés público y personas particulares también se ha incrementado.

La digitalización del entorno de trabajo es un cambio que se aceleró en el último año pero a la par de esta facilidad, también aparecieron también nuevos inconvenientes como el posible espionaje industrial, lo cual ha puesto a personas y empresas en situaciones comprometedoras.

“El espionaje es un delito que se basa en el robo de información relevante de una empresa o negocio y puede darse en empresas de todos los tamaños y sectores” destaca el medio digital La Vanguardia y con información de la periodista Judith del Río del 28 de octubre, 2021 que cita a la consultora PwC “el uso de aplicaciones de ciberacoso y espionaje ha llegado a aumentar hasta en un 145% desde el inicio de la pandemia.”

Para Secil de León, analista internacional en seguridad “la ciudadanía, la libertad, la prensa y los medios no corporativos pueden estar siendo perseguidos con espionaje telefónico y de redes sociales en Guatemala”. El Ministerio de Gobernación (MINGOB) en agosto del 2020 adquirió una licencia para un dispositivo universal de extracción forense UFED, modelo Touch 2 para uso de la Subdirección General de Análisis de Información Antinarcótica de la Policía Nacional Civil (PNC).

Según los datos del NOG 13096060 del portal de Guatecompras, esa licencia es utilizada para:

1) Extracción física y decodificación avanzada exclusiva para dispositivos móviles, admite dispositivos protegidos con contraseña, liberados, no liberados, cifrados y no cifrados.

2) Puentea bloqueos por PIN/Patrón/Contraseña de dispositivos. Desbloqueo de gama amplia de dispositivos móviles. Descifrado y extracción desde dispositivo GPS portátiles

3) Extracción completa de datos existentes, ocultos y eliminados: aplicaciones, contraseñas, correos electrónicos, historiales de llamadas, SMS´s, contactos, calendario, Correo electrónico, chat, archivo multimedia, etiquetas geográficas, contraseñas, información de ubicación, posiciones GPS, entre otros.

4) Extracción de credenciales de correos y redes sociales para acceso a información de aplicaciones en la nube.

La licencia que permite hacer espionaje fue provista por la empresa Grupo Daled, S.A. la cual tiene como representantes legales a Sara De León Díaz y Uzi Meir Kissilevich Shapira. Este último, junto a Ori Zoller estuvieron involucrados en el desvío de fusiles AK 47 a grupos rebeldes organizados de Colombia, según una investigación de la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA). Esa investigación detalla cómo armas nicaragüenses fueron desviadas a las autodefensas Unidas de Colombia.

Situación de espionaje en Guatemala

“El espionaje está sujeto a los tres poderes del sistema de Guatemala, los que están cooptados por el crimen organizado que se ha vinculado a los partidos políticos, que pretenden el poder”, explicó Eddy Morales, analista en seguridad y exdirector del Sistema Penitenciario.

Morales agrega que, el financiamiento ilícito contribuye con el espionaje al brindar fondos a las campañas políticas. Estima que en el anterior proceso electoral fluyeron entre Q20 a Q30 millones en las diferentes campañas.

En Guatemala, funcionarios públicos, el Ministerio de la Defensa, el Estado Mayor del Ejército y la Secretaría de Inteligencia Estratégica (SIE) invierten en espionaje e inteligencia militar por medio de la intervención telefónica, el rastreo de las redes sociales y sistemas de inteligencia para analizar las estructuras, según el analista.

Sin embargo, Morales agrega que es probable que ya tengan otro método más avanzado pues el Ministerio Público trabaja en la persecución penal.

Y es que instituciones como el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) también ha adquirido este tipo de licencias, también con la empresa Grupo Daled, S.A. durante los años 2020 y 2021.

Estos son solo un ejemplo de cómo la tecnología es utilizada para el espionaje a la población y que en la coyuntura actual se ve reflejada en El Estor, Izabal.

Debido a la oposición que pobladores del Estor, Izabal tienen con el proyecto Fénix, de la empresa de Energías y Minas, Compañía guatemalteca de Niquel CGN, han salido a manifestar buscando la inclusión.

Si embargo, el Ministerio de Gobernación en conjunto con el Ministerio Público MP y la Policía Nacional Civil PNC realizan espionaje contra estas personas con el objetivo de controlar, vigilar y enmudecer sus denuncias.

“La ciudadanía, la libertad, la prensa y los medios no corporativos están siendo perseguidos con espionaje telefónicos y de redes sociales por Gobernación, el Ministerio Público y la Policía Nacional Civil, quienes acaban de licitar equipo para vigilar, controlar y someter a la población en general”, explicó Secil de León, analista internacional.

De León, también dijo que el objetivo de operar con este nuevo equipo es callar las diversas oposiciones entre los sectores a la política y las leyes que el gobierno ha decidido.

Fuentes: Eddy Morales, analista en seguridad y exdirector del Sistema Penitenciario.

Diario La Vanguardia https://www.lavanguardia.com

Organización de los Estados Americanos

http://www.oas.org/OASpage/NI-COarmas/NI-COEnglish3687.htm

 

 

 

 

Publicado el

Archivado en:

espiaespionajePandemia