Localizan cuerpo de menor desaparecido en el fondo de un pozo

Los restos de Jhonatan Eduardo Xitumul de 13 años, quien junto a su tío Manuel de Jesús García, desaparecieron del pasado 24 de agosto, fueron localizados este miércoles en estado de descomposición y con señales de tortura, dentro de la finca Mangales, aldea Payaque, Salamá. García continúa desaparecido.

<br _mce_bogus="1"/>

SALAMÁ – El hallazgo se realizó durante un allanamiento efectuado por el Ministerio Público (MP), la Policía Nacional Civil (PNC) con el apoyo del ejército y con el acompañamiento de la Procuraduría de Derechos Humanos (PDH) en el interior de la finca los Mángales, por sospechas que en el área se encontraban los cuerpos.

José Caal, de Bomberos Boluntarios, relató que a la orilla de una plantación de banano se descubrió un pozo y comenzaron a rastrear el área, luego de varias horas de trabajo extrajeron los restos en estado de descomposición del menor.

Al cuerpo de Xitumul confirmaron socorristas, le hacían falta los pies y las manos, además tenía atado al cuerpo dentro de una bolsa una piedra que pesaba más de las 15 libras, y en otra roca de similar tamaño con rastros de cabello y piezas dentales.

La PNC detuvo a Martita Morente Tista, de 29, quien era la encargada de cuidar la finca y también se capturó al propietario Pedro Juárez Alvarado, 52, quienes fueron puestos a disposición de las autoridades por sospechar que tuvieron participación en la desaparición y muerte del menor y su tio.