El Progreso

Dos hombres se salvan de morir soterrados en Sanarate

Dos hombres se salvaron de morir al quedar soterrados luego de que una parte del paredón donde extraían tierra blanca se desplomara en Sanarate, El Progreso, informaron Bomberos Municipales Departamentales.

Por Hugo Oliva

Un socorrista observa el vehículo quedó cubierto por grandes cantidades de tierra. (Foto Prensa Libre: Hugo Oliva)
Un socorrista observa el vehículo quedó cubierto por grandes cantidades de tierra. (Foto Prensa Libre: Hugo Oliva)

José Emilio López González, de 37 años, y Marvin Eduardo Rodríguez Folgar, 42, quedaron soterrados al desprenderse una parte de la peña en la que extraían tierra, en el caserío El Chilar de Sanarate.

Un vecino comentó que varias personas al percatarse de lo ocurrido corrieron a auxiliar a las víctimas, mientras alertaban a los socorristas.

Después de varios minutos, los socorristas rescataron con vida a los dos hombres, quienes sufrieron golpes en diferentes partes del cuerpo.

"El vehículo con el que transportaban el material quedó destruido bajo los escombros", informó el portavoz de los socorristas.

“Tardamos varios minutos en rescatarlos, pues ambos estaban bajo grandes cantidades de tierra. Las víctimas sufrieron golpes en el cuerpo y en el rostro, por lo que luego de estabilizarlos los trasladamos a la emergencia del Hospital Nacional de Guastatoya”, expresó un socorrista.

Le puede interesar: Arrecian críticas contra alcalde de Ipala por irreverente postura sobre video

Médicos que atendieron a las víctimas indicaron que los pacientes fueron ingresados con crisis nerviosa, golpes y problemas respiratorios por la inhalación de una gran cantidad de polvo, la cual les afectó las vías respiratorias.

Socorristas atienden a uno de los hombres que quedó soterrado luego de que se derrumbara el paredón de donde extraían tierra. (Foto Prensa Libre: Hugo Oliva)
Socorristas atienden a uno de los hombres que quedó soterrado luego de que se derrumbara el paredón de donde extraían tierra. (Foto Prensa Libre: Hugo Oliva)

“De esto nos ganamos la vida. Escuchamos un fuerte ruido, pero nunca pensamos que se nos iba a venir abajo la peña. Por un momento sentí la muerte porque quedamos enterrados, sino es por unas personas que corrieron a ayudarnos nos morimos. Gracias a los bomberos por el apoyo”, indicó uno de los afectados.

Contenido relacionado 

> Familia se salva de morir soterrada en Chinautla

>Trabajadores de Covial rescatan a compañeros que habían quedado soterrados

>Tragedia en Huehuetenango: anciano de 94 años se convierte en víctima 12 de alud