Sacerdotes y laicos de El Progreso analizan la realidad sociopolítica nacional

Representantes de nueve parroquias y los respectivos párrocos participaron en un foro en el que se analizó la realidad sociopolítica nacional y la misión que se fija la Iglesia Católica en el año electoral, el cual se llevó a cabo en el salón de usos múltiples de la Escuela Tipo Federación de Guastatoya, El Progreso.

Publicado el
Unos 300  representantes de nueve parroquias de la Iglesia Católica de El Progreso escuchan al analista Cristian Castillo, de la USAC, en foro sobre la realidad sociopolítica del país. (Foto Prensa Libre: Hugo Oliva)
Unos 300 representantes de nueve parroquias de la Iglesia Católica de El Progreso escuchan al analista Cristian Castillo, de la USAC, en foro sobre la realidad sociopolítica del país. (Foto Prensa Libre: Hugo Oliva)

El sacerdote Wálter Guerra Orellana, representante del encuentro de decanato de El Progreso, indicó que el objetivo de la actividad fue analizar la situación política que actualmente vive el país.

“Hemos traído analistas de la Universidad de San Carlos de Guatemala, y cada representante en esta actividad será un ente multiplicador de lo que se diga en esta actividad, ya que como iglesia no podemos quedarnos callados y ser indiferentes ante lo que sucede en el país. Aquí estamos plasmando y dejando bien clara la posición de la Iglesia en el año electoral, y hacemos un llamado a toda la sociedad a involucrarse en este proceso, que salga a emitir su voto y que no haya votos nulos ni que las papeletas queden en blanco”, señaló Guerra.

Instan al voto

Leonardo Antonio Nájera, otro de los sacerdotes participantes, señaló que se decidió realizar un estudio sociopolítico con miras a las elecciones generales de septiembre para instar a los laicos a participar masivamente en las urnas.

“Jesús dijo que tenemos que ser sal y luz del mundo y estamos informado y formando a la Iglesia, y poniendo al día de cómo está la situación actual del Gobierno y lo que nos espera con los futuros gobernantes, para que la iglesia sea protagonista en la formación, eso no quiere decir que se involucre directamente en política. Esta gente se llevará una visión más profunda y global de la situación que actualmente vive el país”, indicó Nájera.

“Todos somos responsables de lo que sucede en el país, somos nosotros quienes elegimos a nuestros gobernantes; es por ello que hacemos el llamado para que en los próximos comicios no haya abstencionismo, que todos vayamos y participemos en el proceso porque de ello depende nuestro futuro”, agregó.

Preocupa crimen organizado

Uno de los analistas señaló que lo más preocupante es el involucramiento de gente metida en el narcotráfico, que participa en las elecciones con el único fin de conseguir privilegios para continuar haciendo sus negocios.

Cristian Castillo, jefe del área sociopolítica de la Universidad de San Carlos, señaló que los riesgos que existen de que se rompa la institucionalidad del país tienen que ver con quiénes serían los beneficiados con ese rompimiento, ya que en este momento sería el crimen organizado uno de los grandes ganadores si ocurre un rompimiento institucional. “El crimen organizado destruye las bases de la sociedad desde abajo”, resaltó.

Agrego que el impacto que tendría el abstencionismo es que el candidato que gane lo haga con el voto disciplinado con el que actualmente cuentan los partidos políticos y su ganancia sería con pocos votos y beneficiaría a quienes también han comprado votos.

“Si la gente no va a votar causa que el candidato ganador gane solo con los votos que han comprado, el voto disciplinado al que se llama voto duro, eso sería lo que al darse un marcado abstencionismo suceda en las próximas elecciones, también está lo que sucede con la vicepresidenta en el país, todo esto es la causa de la desconfianza de la gente”, indicó Castillo.