Pobladores están en alerta ante el impacto de las lluvias pronosticadas para el fin de semana

Autoridades monitorean sistema de baja presión en el Pacífico guatemalteco, que podría convertirse en depresión tropical.

Varias comunidades cercanas al Volcán de Fuego, en Escuintla, quedan incomunicadas durante la temporada de lluvia. (Foto Prensa Libre: Carlos Paredes)
Varias comunidades cercanas al Volcán de Fuego, en Escuintla, quedan incomunicadas durante la temporada de lluvia. (Foto Prensa Libre: Carlos Paredes)

Pobladores de varios departamentos se mantienen en alerta ante los efectos del sistema de baja presión que se desplaza por el Pacífico guatemalteco y que, según la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), tiene 30 por ciento de posibilidades de convertirse en depresión tropical.

David de León, portavoz de la Conred, dijo que de acuerdo con pronósticos del Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh), se espera el incremento de lluvias, nubosidad y la velocidad del viento en regiones del sur y centro del país, principalmente del sábado 30 de mayo al lunes 1 de junio.

Además, agregó que en Jutiapa y Santa Rosa las lluvias podrían ser más intensas, mientras que los aguaceros se incrementarán en Escuintla, Suchitepéquez, Retalhuleu y las costas de San Marcos y Quetzaltenango mediante el sistema de baja presión se desplaza mar adentro.

“Hacemos el llamado a las autoridades municipales y departamentales que informen a los líderes comunitarios, a los presidentes de los cocodes y a la población en general de lo que se podría esperar para el fin de semana, así como identificar y habilitar los centros que se consideren necesarios para la atención y resguardo de la población y de ser necesario coordinar evacuaciones”, dijo De León.

En alerta

Con dificultad, vecinos de comunidades aledañas al Volcán de Fuego, en Escuintla, cruzan los ríos y barrancas para llegar a sus viviendas, pues debido a la lluvia los caminos quedan intransitables por el descenso lahares.

Vilma Salucio, lideresa de aldea La Trinidad, dijo que cada año exponen sus vidas al pasar por varios sectores para llegar hasta sus hogares. Además, asegura que cuando la lluvia es intensa es imposible pasar y oportunidades han tenido que esperar durante varios días para poder hacerlo, por lo que ante la posibilidad del aumento de la lluvia durante el fin de semana están en alerta.

Salucio dijo que han pedido a las autoridades del Gobierno que les construyan puentes colgantes, pero no han tenido respuesta. “Lo peor es cuando hay alguna emergencia de algún vecino que necesite de atención médica, porque no hay forma de llevarlo a Escuintla”, resaltó la lideresa.

Otilia García, vecina de La Trinidad, agregó que, ante la pandemia del coronavirus, temen padecer de la enfermedad, pues en la comunidad no hay centro de Salud.

Varios sectores de Xela se inundan durante la temporada de lluvia, por lo que vecinos exigen apoyo a las autoridades. (Foto Prensa Libre: Raúl Juárez)

Los vecinos esperan que las autoridades cuenten con planes de evacuación, pues en cualquier momento puede haber una erupción o la situación se complique por un temporal.

Residentes de 10 municipios de Quiché podrían quedar aislados ante el inminente colapso de la Ruta Nacional 15, pues en el kilómetro 157 las lluvias socavaron una parte de la carretera.

Édgar Maldonado, supervisor de la Unidad Ejecutora de Conservación Vial, dijo que el socavamiento tiene 50 metros de profundidad, por lo que se debe hacer un estudio topográfico y de suelos para luego construir un muro de contención.

Carlos Mérida, piloto de camión, dijo que transita con frecuencia por esa ruta y le preocupa que en cualquier momento la carretera se desplome, por lo que hace un llamado a las autoridades que le pongan atención al problema.

Luis Morales, director de la Policía Municipal de Tránsito de Santa Cruz del Quiché, hizo un llamado a los pilotos que usan esa carretera, principalmente cuando llueva.

“Si está lloviendo es mejor no circular por ese sector, porque la carretera a simple vista se ve bien, pero por debajo está socavada, es una ruleta rusa, ojalá que no tengamos que reportar una tragedia porque se esperan más lluvias para los próximos días”, dijo Morales.

En Quetzaltenango, vecinos de Río Seco,  zona 6; Los Trigales, zona 7; y de  la zona 2  están preocupados por los efectos que pueda tener el sistema de baja presión   anunciado por las autoridades recientemente, pues cada vez que llueve ocurren inundaciones en  esos sectores.

Se teme el colapso de la Ruta Nacional 15, debido a que en el kilómetro 157 las lluvias socavaron una parte de la carretera. (Foto Prensa Libre: Héctor Cordero)

Recuento

Las lluvias de las últimas horas dejaron daños en infraestructura en comunidades de El Progreso, Guatemala y Petén, informó este miércoles 27 de mayo la Conred.

La Conred reportó que una inundación afectó a 40 personas en la colonia La Joya, Villa Canales, Guatemala, debido a los daños causados por los aguaceros a   cuatro viviendas.

En el barrio El Campo, La Libertad, Petén, colapsó el sistema de alcantarillado y el agua inundó ocho casas, con lo que   40 personas resultaron afectadas. Lo mismo ocurrió en Agua Salóbrega, Sanarate, El Progreso, donde cuatro residencias fueron dañadas y 23 vecinos afectados.