Agricultores de Jacaltenango se unen para mejorar sus cosechas

Un grupo de agricultores de una aldea de Jacaltenango, Huehuetenango, se unió en 1983  para apoyarse en la producción de hortalizas y hoy forman parte de la Cooperativa Integral Agrícola El Porvenir R. L., la cual  ahora se dedica principalmente a la producción de café, que exporta  a EE. UU. y varios países de Asia y Europa.

Mujeres integrantes de la Cooperativa Integral Agrícola El Porvenir  muestran almácigos de café. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo)
Mujeres integrantes de la Cooperativa Integral Agrícola El Porvenir muestran almácigos de café. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo)

JACALTENANGO – Marcos Mateo Pérez, gerente general de la Cooperativa, contó que al principio eran 40 agricultores de la aldea San Marcos Huista, Jacaltenango, y en la actualidad son 576, de los cuales 154 son mujeres.

Los integrantes de la Cooperativa reciben apoyo,  como microcréditos y venta de café en el exterior, por medio de la Federación de Cooperativas de Guatemala.

Premio

Se calcula que al año  la comunidad  comercializa dos mil 500 quintales del aromático. La calidad del producto los hizo   acreedores del primero y segundo lugar en la subasta Tullis Coffee Japón, en marzo del  2009.

“El trabajo de nuestra gente es artesanal, pero de  calidad,  lo que nos permite vender el café a varios países, para lo cual  se deben cumplir normas internacionales”, expresó  Pérez.

Miguel Ángel Ramírez, encargado de créditos, manifestó que es beneficioso para que los socios logren un mejor precio para su producción, pero aclaró que no se les paga cuando se vende el café, sino al concluir la temporada.

Lo favorable es que en algunos casos los agremiados obtienen hasta  Q1 mil 500 por quintal, dijo.

Desarrollo

Ramírez refirió que parte de las ganancias obtenidas por activos de la Cooperativa son devueltas a los vecinos, mediante obras como puentes, mejoramiento de caminos y apoyo al deporte.

Luisa Estela Morales, presidenta del grupo de mujeres de la  Cooperativa, señaló que  estar unidos les ha permitido  desarrollarse. “He podido participar en talleres y diplomados sobre liderazgo, autoestima y otros”, afirmó.

Miguel Ángel Ramírez, encargado de créditos de la Cooperativa, explicó que deben tostar y moler el grano, luego empacarlo con la marca Café El Porvenir, con la cual se comercializa  el producto en mercados nacionales y extranjeros.