Turba destruye un inmueble de una hidroeléctrica; hay 7 desaparecidos

El descontento de vecinos por una hidroeléctrica en Huehuetenango generó disturbios este lunes que causaron destrucción de un inmueble, quema de equipo y la desaparición de siete trabajadores entre el límite de Santa Eulalia y Santa Cruz Barillas.

SANTA EULALIA – Al menos 400 personas ingresaron con armas de grueso calibre a la finca San Luis donde incendiaron dos excavadoras, un cargador frontal y un tractor, además destruyeron 12 habitaciones, una cocina y  un comedor que estaban equipados.

Según Iván Ovalle, dueño de la finca San Luis, la turba que perpetró los disturbios rechaza la construcción de una hidroeléctrica del mismo nombre que tendrá capacidad de 10.9 megavatios, la cual ya fue autorizada por el Ministerio de Energía, pero no ha empezado operaciones.

Los incidentes ocurrieron a eso de las 7 horas de este día, y todavía en horas de la tarde se encuentran pobladores dentro del inmueble.

Ovalle pidió al Ministerio de Gobernación el envío de soldados y fuerzas de seguridad para el rescate de los siete trabajadores,  ya que temen que les pueda ocurrir algo. Agregó que esta es la cuarta vez que ocurre esta ocupación, en los últimos dos años.

Los inconformes construyeron un muro en el ingreso a la finca para evitar así que cualquier tipo de vehículo pueda ingresar, así como en la vecina aldea Quetzal.

Byron Herrera, de Copredeh, indicó que se intenta el diálogo, pero los vecinos molestos se niegan.

Según Rudy Ortiz, jefe del Estado Mayor de la Defensa, los vecinos inconformes son residentes del municipio de Nebaj, Quiché, quienes indicaron que fueron llamados por los líderes Rigoberto Bernabé Juárez y Domingo Baltazar, oriundos de Santa Eulalia, quienes están liderando los disturbios en dicha finca.