Entre el miedo y solidaridad, nueve familias en Huehuetenango claman por ayuda porque se quedaron sin alimentos a casusa del covid-19

Nueve familias viven hacinadas en una vivienda que alquilan en la zona 1 de Huehuetenango.

Nueve familias que alquilan cuartos en una vivienda en Huehuetenango pasan penas de dinero, alimentación y trabajo a causa de pandemia por el coronavirus. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo)
Nueve familias que alquilan cuartos en una vivienda en Huehuetenango pasan penas de dinero, alimentación y trabajo a causa de pandemia por el coronavirus. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo)

Afuera de una vivienda en el barrio Minerva, zona 2 de Huehuetenango,  fue colocada una pequeña bandera blanca, sin embargo, la mayoría de vecinos desconoce que ahí viven nueve familias que, según sus moradores, sufren por la falta de alimentos y trabajo a causa de la crisis provocada por la pandemia de coronavirus.

Cada familia paga Q375 mensuales por el alquiler del cuarto que ocupan, la mayoría de personas contó que no tienen dinero para pagar la renta.

Con voz entrecortada, Thelma Martínez Pérez,  contó que sin trabajo, no tiene dinero para comprar alimentos y lleva dos meses sin agua entubada. “Yo trabajo de empleada doméstica, pero mi patrona ya no me permite llegar a hacer la limpieza, ella es la única que me ayuda con un poco de alimento cuando puede”, describe la afectada.

Paola Figueroa, otra inquilina, explicó estar afligida porque no tiene dinero para pagar el alquiler del cuarto cada mes. “No tenemos para comer y menos para el alquiler ya nos amenazaron con desalojarnos, no es que no queramos pagar sino que no tenemos recursos”, dijo.

Agregó que los niños que viven en la casa están expuestos a enfermedades  gastrointestinales porque no reciben el servicio de agua entubada; además, el servicio de energía eléctrica la dueña de la vivienda la pone solo durante la noche.

Algunos vecinos que conocen las penas de los inquilinos les llevaron víveres; sin embargo, no es todo el tiempo y las necesidades cada día aumentan por esa razón colocaron la bandera blanca.

“Necesitamos de todo tipo de ayuda, lo que nos quieran traer es bienvenido, en esta crisis los pobres somos los perjudicados”, explica Figueroa.

Una mujer ingresa en la vivienda donde alquila un cuarto por Q375 mensuales. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo)

Dominga Juárez Diego se dedica a lavar ropa ajena, pero por la pandemia, en varias casas le cerraron las puertas, ahora elabora tortillas y está dispuesta a trabajar en otro oficio. “Nosotros necesitamos agua potable; los niños se enferman y sin donde ganar dinero todo se complica”, detalló.

Para Juárez Diego su esperanza son las bolsas de alimentos y la refacción escolar anunciadas por el presidente Alejandro Giammattei porque tiene dos niños. “Estamos olvidados por las autoridades”, manifestó.

Recipientes vacíos son la evidencia de la falta de agua entubada en una vivienda del barrio Minerva, zona 2 de Huehuetenango. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo)

Elda Ríos, vecina de las familias necesitadas, relató que con apoyo de otros vecinos compraron agua que una cisterna llevó. “La pipa vale de Q500 a Q600, nos unimos para comprar el agua porque desde hace tres meses que la municipalidad no envía cisternas para el abastecimiento”, lamentó.

El pasado fin de semana la Policía Nacional Civil evitó que la propietaria de la casa no desalojara a las familias debido a que se atrasaron en el pago de la renta.

Una de las mujeres afectadas observa los toneles y recipientes vacíos por falta de agua en la zona 2. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo)

Las familias denunciaron que no podrán cobrar el Bono Familia porque la dueña de la vivienda se quedó con los recibos.

 

0