Huehuetenango

Joven que fingió su secuestro y pedía rescate a su propio padre guarda prisión por extorsión

Arbin Adelfo Gómez López, de 22 años, habría querido aprovecharse de que su padre migró a Estados Unidos y habría fingido su propio secuestro, por lo que pedía medio millón de quetzaltes como rescate; sin embargo, no contaba con que luego de la denuncia colocada por su madre para que las fuerzas de seguridad lo liberaran de sus presuntos victimarios fue detenido, señalado de extorsión.

Por Mike Castillo

Arbin Adelfo Gómez López, de 22 años, habría fingido su propio secuestro y exigía Q500 mil a su padre, quien migró a Estados Unidos. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo)
Arbin Adelfo Gómez López, de 22 años, habría fingido su propio secuestro y exigía Q500 mil a su padre, quien migró a Estados Unidos. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo)

Gómez López fue capturado en un hotel de Huehuetenango y luego trasladado a un juzgado de esa cabecera departamental, en donde se le informó el motivo de su detención. El juzgado decidió enviarlo al Preventivo para Hombres de la localidad, mientras se programa la audiencia para su primera declaración. 

El sábado recién pasado, Noemí López Lucas se presentó a la estación de la Policía Nacional Civil (PNC) de La Democracia, Huehuetenango, para denunciar que a su hijo lo habían secuestrado y que necesitaba ayuda para liberarlo, pues se lo habían llevado en su camioneta.

Según el inspector Edu Ardiano, jefe de prensa de la PNC para Occidente, luego de conocer la denuncia se iniciaron las averiguaciones del caso y así fue como se localizó el vehículo en el que se conducía la supuesta víctima, el auto estaba en un hotel de la zona 5 de la cabecera departamental, en el kilómetro 251, calzada Kaibil Balam.

También lea: Agente canino detectó dólares y droga bajo palangana de picop

Al ingresar al lugar, los agentes del comando antisecuestros llegaron a la habitación 201, donde  se localizó a Gómez López. Durante las diligencias, las autoridades encontraron teléfonos desde donde se hicieron las supuestas negociaciones para el pago del rescate.

Parte de lo incautado en una habitación de hotel, de la zona 5 de Huehuetenango, donde se encontraba el supuesto joven secuestrado. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo)
Parte de lo incautado en una habitación de hotel, de la zona 5 de Huehuetenango, donde se encontraba el supuesto joven secuestrado. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo)

Investigadores detallaron que los teléfonos fueron comprados por el mismo joven, a quien se le localizaron dos facturas por Q8 mil 609; además, le hallaron dos tarjetas bancarias con saldos de Q10 mil 500 y Q14 mil 396.82 a nombre de Arbin Gómez López.

También lea: Familia de migrante víctima de accidente necesita US$20 mil para repatriar el cuerpo

También se le incautó Q 8 mil en efectivo, tres teléfonos celulares y diferentes documentos.

Por redes sociales

Ardiano confirmó que las negociaciones para el pago del rescate se hicieron a través de la red social Messenger, en la cual la propia víctima pedía a su padre medio millón de quetzales a cambio de su liberación. 

El seguimiento que se le dio a la denuncia permitió establecer que no se trató de un secuestro, pues el mismo joven fue quien mediante sus cuentas haría los retiros de las cuentas bancarias.

Le podría interesar: Semáforos causan más caos en varios puntos de la capital

"Gómez López fue capturado, señalado del delito de extorsión, y pasó a ser de la supuesta víctima al victimario de su propio padre", afirma el jefe de prensa.

Luego del operativo, la madre del joven no daba crédito a lo sucedido y que su hijo hubiera querido obtener un "beneficio económico".

Contenido relacionado: 

> Mujeres huehuetecas luchan por un mejor estilo de vida y tienen éxito

> Rabín Ajaw aboga por la creación de empleo en las comunidades

> Crecen opciones para seguir carreras universitarias en Huehuetenango