La explicación de la PNC al asegurar que sus agentes no estaban ebrios en incidente grabado en Huehuetenango

Video en redes sociales señala que agentes de la PNC fueron sorprendidos ebrios en Huehuetenango; mientras que informe dice lo contrario.

Publicado el
PNC supuestamente ebrios en Huehuetenango
Patrulla en la que agentes de la PNC fueron sorprendidos en supuesto estado de ebriedad en Huehuetenango. (Foto Prensa Libre: Tomada de video de El Enchufle)

En redes sociales circula un video en el que agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) fueron captados en supuesto estado de ebriedad en Huehuetenango.

Una persona que habla en la grabación afirma que los uniformados se desplazaban ebrios y enfoca a uno que está recostado en la parte de atrás de la patrulla.

Al parecer los agentes habrían provocado un accidente que dejó daños materiales.

El informe policial proporcionado por la PNC en Huehuetenango da detalles de lo sucedido el lunes 23 de mayo.

Afirma que los ocupantes de la unidad policial HUE-080 informaron que habían retenido a la patrulla en el caserío Joya Verde, Colotenango, Huehuetenango.

Los agentes tenían en agenda el recorrido en el referido poblado, el tema de seguridad en comercios, bancos, identificación de personas y vehículos, como solicitar solvencias.

A las 22 horas con 15 minutos aproximadamente, los agentes   se constituyeron al referido caserío debido a rumores de que dos vehículos habían colisionado en ese lugar.

Al llegar establecieron que se encontraba un picop blanco conducido por un hombre y que por causas desconocidas colisionó contra un mototaxi conducido por una persona de sexo masculino.

El informe de la PNC afirma que el piloto del picop se encontraba bajo efectos de licor por lo que procedieron a su aprehensión y lo subieron a la unidad HUE-080.

Ante esta acción, el capturado gritó para pedir apoyo a las personas vecinas y únicamente se comunicó con los agentes en idioma Mam.

Turba agrede a agentes

Por causas que se desconocen, un grupo de aproximadamente 80 personas entre hombres y mujeres agredieron a bofetadas, punta pies, con piedras y palos a los agentes de la unidad HUE-080.

Al ver lo que sucedía, dos de los agentes lograron salir de la multitud con el objetivo de pedir apoyo e informar que un compañero estaba retenido en la patrulla junto a la persona que habían aprehendido por el delito de responsabilidad de conductores.

La turba exigía que fuera liberado el capturado, de lo contrario quemarían la unidad policial junto al agente.

Según la PNC, se coordinó con el alcalde de Colotenango, Romeo Domingo Gómez, para ayudar a mediar y dialogar con la turba enardecida.

Además llegaron al lugar otros cuatro agentes en la unidad HUE-137 con el objetivo de mediar, pero fueron agredidos por la turba y sufrieron golpes en diferentes partes del cuerpo.

El alcalde intervino para que los vecinos se calmaran y en su idioma dialogó con los inconformes para resguardar la integridad física de los elementos policiales como de la persona aprehendida.

Ante la mediación y el diálogo se logró el acuerdo de liberar al detenido junto a los vehículos involucrados y los conductores se encargarían de resolver el problema, según la PNC.

Para leer más: Investigan a dos policías que aparentemente estaban ebrios mientras manejaban una motocicleta de la PNC

Luego fue liberada la unidad HUE-080 y su piloto, esto para evitar que la situación se saliera de control. El agente sufrió trauma de tórax y abuso físico, aunque hacen otros estudios para determinar si hay más consecuencias por los golpes.

La PNC resalta que el Ministerio Público ya tiene la denuncia de lo sucedido.

Enfatiza que el agente grabado en la patrulla no estaba ebrio y quedó inconsciente al ser vapuleado.

Algunos de los agentes fueron despojados de los grilletes que tenían asignados y una agente llegó como apoyo para quitar los grilletes a la persona aprehendida.