Millonarias obras están en abandono en la provincia

La falta de presupuesto y   los malos manejos de los fondos públicos provocan que el 2015 sea considerado como el año con menor ejecución de proyectos de infraestructura en la provincia, situación que estanca el desarrollo de las comunidades, lamentaron autoridades y vecinos de  Huehuetenango, San Marcos, Quetzaltenango, Retalhuleu, Jalapa y Santa Rosa.

Publicado el
La construcción del puente que conecta los municipios de La Blanca y Ocós, San Marcos, fue abandonada hace seis años. (Foto Prensa Libre: Édgar Girón).
La construcción del puente que conecta los municipios de La Blanca y Ocós, San Marcos, fue abandonada hace seis años. (Foto Prensa Libre: Édgar Girón).

Líderes comunitarios confían que con el cambio de gobierno la problemática  dé un giro, pues solo en  Huehuetenango unos 40 proyectos no se ejecutaron, aunado a la deuda de Q90 millones por las obras inconclusas.
 
El Consejo Departamental de Desarrollo (Codede) de ese departamento afirmó que el problema se debe a que  el Ministerio de Finanzas solamente otorgó Q36 millones, equivalente, al 27% de Q126 millones asignados.

William Castillo, director ejecutivo del Codede,  refirió que para el otro año se tienen proyectados Q143 millones para obras, sin embargo   solo Q53 millones serán para  nuevos proyectos, y  Q90 millones   para pagar  deuda del 2015.

Continuidad de ruta

Se informó que también   sigue pendiente la continuación  de la carretera de  San Vicente Pacayá, Coatepeque, Quetzaltenango, de 30 kilómetros de longitud, a un  puente que comunicará con  La Blanca y Ocós, San Marcos.
La construcción de esa carretera  comenzó hace 20 años y  tiene un avance del 20%.

Mientras, los trabajos en el  puente, en  un 35% y  con un costo de Q10 millones,  fueron abandonado  desde  hace seis años.

“No sabemos si los millones de recursos presupuestados para estas dos obras todavía  existen”, lamentó Esteban Cárcamo, vecino.

“El  presidente  electo —Jimmy Morales—    visitó las dos obras abandonadas y ofreció  concluirlas”, enfatizó Haroldo Cordero, alcalde de La Blanca.

Con más deudas

En Quetzaltenango se critica la poca ejecución en los 145  proyectos previstos este año,   algunos de los cuales alcanzaron el 80% de construcción  pero quedó una deuda de    Q63 millones.

Luis Grijalva, alcalde electo de la cabecera, considera que el error de las autoridades gubernamentales  fue programar muchas obras sin tomar en cuenta la capacidad de recaudación.

 Lea la nota completa en la edición impresa de Prensa Libre, o adquiérala aquí.