Con juguetes y carteles protestan contra la violencia en el Centro Histórico de Xela

Mientras niñas y mujeres exigían justicia y seguridad en la zona 1 de Quetzaltenango, en Olintepeque un hombre agredía sexualmente a una adolescente de 14 años.

Publicado el
Niñas y niños piden seguridad para poder jugar en paz. (Foto Prensa Libre: María José Longo)
Niñas y niños piden seguridad para poder jugar en paz. (Foto Prensa Libre: María José Longo)

Niñas y mujeres se concentraron frente a la Municipalidad de Quetzaltenango donde colocaron juguetes, carteles, flores y veladoras para recordar a las niñas que han muerto en Guatemala víctimas de la violencia.

Las participantes se unieron en una caminata hacía la Gobernación en donde también dejaron pancartas. “Exigimos justicia por las que ya no están, y el derecho a una vida digna para las niñas y mujeres que estamos aquí. #NiUnaMenos”, se lee en uno de los carteles.

En la actividad participó una niña en bicicleta, así como niñas y niños que hicieron carteles. “Nosotras solo queremos jugar”, expresaron en uno de estos.

Mujeres y niñas cantaron y gritaron consignas para expresar su indignación. (Foto Prensa Libre: María José Longo)

“No es justo que maten a niñas y mujeres, que las madres las estén buscando y no las encuentren, las encuentran muertas y eso no se vale”, dijo Martita Toj, una niña de 8 años, que participó en la protesta.

“Nosotras solo queremos jugar”, fue el mensaje que compartió una niña durante la manifestación. (Foto Prensa Libre: María José Longo)

Las manifestantes consideran que para reducir las agresiones sexuales y la violencia contra las mujeres en Guatemala es necesario fortalecer el sistema educativo y que las instituciones encargadas de la seguridad sean efectivas.

Pilar Bagur, activista, relató que en el caso de la niña de 9 años que sufrió acoso en San Marcos, identificó que el hombre la estaba violentando y reaccionó, pero las autoridades lo minimizaron hasta que se visibilizó en las redes sociales.

 

“La cuestión es que si las autoridades no accionan de manera eficaz, eficiente y pronta el problema será más complejo de resolver y no es por medio de la pena de muerte, es por medio del sistema de educación y de justicia. No podemos dejar a los niños y niñas encerrados en la casa de por vida, tienen una vida. Ha habido resistencia a la educación integral sexual, pero da herramientas para evitar la violencia, muchos niños y niñas no logran entender que los están violentando”, explicó Bagur.

Mientras las mujeres rechazaban la violencia, en el municipio de Olintepeque, ubicado a 7 kilómetros del Centro Histórico de Xela, vecinos detuvieron a un hombre señalado de agredir sexualmente a una adolescente de 14 años, el presunto agresor fue entregado a la Policía Nacional Civil (PNC) y luego trasladado al Centro Regional de Justicia.