Familiares de María Ramona, hallada muerta en edificio de Xela, exigen justicia

La muerte violenta de María Ramona Chojolán Yac, de 40 años, quien por un tiempo integró el grupo Danza Maya Raíces, Embajadores de la Paz, consternó a pobladores de Xelajú y a familiares de la víctima, quienes exigen  justicia.

Familiares de María Ramona Chojolán Yac esperaban ayer el cuerpo de su pariente, en una funeraria de Xelajú. (Foto Prensa Libre: Carlos Ventura)
Familiares de María Ramona Chojolán Yac esperaban ayer el cuerpo de su pariente, en una funeraria de Xelajú. (Foto Prensa Libre: Carlos Ventura)

Chojolán, originaria de Almolonga, fue localizada muerta en una habitación del edificio ubicado en la 4a calle y 19 avenida de la zona 1 de Quetzaltengo, en la que vivía junto a su pareja, Juan Carlos Cotoc, cuyo paradero se desconoce.


El cadáver de la mujer estaba envuelto en sábanas y maniatado, y según el informe del Instituto Nacional de Ciencias Forenses, la víctima murió por  heridas cortantes en el cuello.

Nicolás Yac, tío de la víctima, repudió el hecho y exige a la Policía Nacional Civil (PNC) y al Ministerio Público que esclarezcan el caso y den con el responsable del crimen.

“Mi sobrina se unió a su pareja el 5 de diciembre del año pasado y se fueron a vivir a Xela, pero lamentablemente fue asesinada y no sabemos nada  de su pareja”, señaló Yac.

Juan Cotoc, primo de la víctima, comentó que el año pasado se enteraron de que Cotoc tenía otra familia, por lo que le advirtieron a su pariente de que se alejara, pero no los escuchó.

Añadió que la muerte de su prima despierta dudas, principalmente porque el sujeto con el que vivía no aparece por ningún lado, por lo que pidió a las autoridades que profundicen en las investigaciones.

Con saña

De acuerdo con investigadores de la PNC, el crimen contra Chojolán fue cometido con saña, por lo que una de las primeras hipótesis es que se trató de una venganza personal, aunque aseguran que esa teoría podría variar  con el avance de las pesquisas, pues cuentan con evidencias suficientes  para ubicar al autor o autores  del crimen.

Los detectives agregaron que no pueden  profundizar en el caso, para no desviar el curso de las pesquisas, pero no  descartan que puedan  tener  resultados positivos en las próximas horas.

María Ramona Chojolán Yac integró durante un tiempo el grupo Danza Maya Raíces, Embajadores de la Paz, con el cual viajó en varias oportunidades a México  para resaltar las costumbres y tradiciones de Quetzaltenango.

Los comentarios están cerrados.

1