Quetzaltenango

Por qué destruyeron la polémica rampa del Renap en Coatepeque

La polémica que causó la inauguración de una rampa en la sede del Renap de Coatepeque tuvo un nuevo giro este viernes, cuando vecinos se percataron que era destruida.

Por Miguel Barrientos

La rampa en la sede del Renap de Coatepeque fue inaugurada el martes último y causó polémica por un acto protocolario. (Foto Prensa Libre: Cortesía Vivian Sandoval)
La rampa en la sede del Renap de Coatepeque fue inaugurada el martes último y causó polémica por un acto protocolario. (Foto Prensa Libre: Cortesía Vivian Sandoval)

El martes último, una rampa para personas con capacidades diferentes fue habilitada e inaugurada en la sede del Registro Nacional de las Personas (Renap) en Coatepeque, Quetzaltenango.

La inauguración causó polémica en redes sociales, pues se efectuó un acto protocolario en el que participó personal de la Municipalidad de Coatepeque y del Renap.

Los internautas señalaban que no era necesario hacer un acto semejante, y algunos otros se preguntaban si los gastos de la construcción se efectuaron con transparencia por parte de las autoridades locales.

Sin embargo, Prensa Libre contactó a personal del Renap en Coatepeque y a las autoridades ediles, quienes explicaron que la construcción de la rampa corrió por cuenta de la propietaria del edificio, Patricia Guzmán.

Un trabajador destruye la rampa que fue recientemente construida en el Renap de Coatepeque, Quetzaltenango. (Foto Prensa Libre: Cortesía Vivian Sandoval)
Un trabajador destruye la rampa que fue recientemente construida en el Renap de Coatepeque, Quetzaltenango. (Foto Prensa Libre: Cortesía Vivian Sandoval)

Este viernes, varias imágenes fueron compartidas por internautas, en las que se observa a trabajadores con herramientas destruyendo la rampa.

Rogelio Rodríguez, de relaciones públicas de la Municipalidad de Coatepeque, dijo que la rampa no tenía las medidas reglamentarias, por lo que Catastro Municipal envió la información necesaria a la propietaria del inmueble para reconstruir la obra.

“La rampa salía a parte de la calle. La propietaria manifestó que no había ningún problema y que la reconstruiría con las medidas adecuadas”, aseguró Rodríguez.

“La propietaria hizo la obra de buen corazón y nosotros no teníamos el presupuesto para construir la rampa. Ahora que surgió esta situación, se le mandó la solicitud para que se reconstruyera”, añadió Rodríguez.

Aparte, Patricia Guzmán, propietaria del edificio donde funciona el Renap, dijo que no se encuentra en Coatepeque para supervisar la obra, cuyas especificaciones que había brindado la primera vez no se cumplieron a cabalidad.

Lea más | Así están los niveles de contaminación en el Lago de Amatitlán en comparación al año pasado

Guzmán añadió que la rampa se volverá a construir con las medidas adecuadas y que de nuevo incurrirá en los gastos necesarios.

La propietaria del edificio relató que el motivo de haber construido la rampa era facilitar el acceso a las personas que efectúan trámites en el Renap, pues indicó que en la mayoría de los edificios públicos y privados de la localidad no existe ese tipo de facilidades para las personas con capacidades diferentes.

“Nosotros hacemos todo lo posible para que el edificio tenga los medios posibles para atender mejor a las personas. Sé que como propietarios del edificio no tenemos la obligación de hacerlo, pero como ciudadanos, pienso que sí. Lo hicimos con todo gusto”, añadió.

Así fue el acto de inauguración





Contenido relacionado

>La invasión de chinches y pulgas en el Hospital General

>Así podrá renovar su visa a EE.UU. sin salir de casa

>Esto es lo que hacen en Kenia con los niños que nacen con alguna discapacidad