Pobladores bloquean durante seis horas ruta al Suroccidente

El paso por en dos puntos de la carretera al Suroccidente fue bloqueado este jueves por decenas de vecinos que exigían el pago de las Transferencias Monetarias Condicionadas (TMC).

Decenas de personas, principalmente mujeres, bloquen el paso en el km 187 de la ruta al suroccidente, El Zarco, Santa Cruz Muluá, Retalhuleu. (Foto Prensa Libre: Rolando Miranda)
Decenas de personas, principalmente mujeres, bloquen el paso en el km 187 de la ruta al suroccidente, El Zarco, Santa Cruz Muluá, Retalhuleu. (Foto Prensa Libre: Rolando Miranda)

Unas dos mil personas, en su mayoría mujeres, se ubicaron sobre el puente Castillo Armas, kilómetro 178 de la ruta al Suroccidente,  Santa Cruz  Muluá, para  exigir al Gobierno el pago de las TMC, pues según los inconformes, este ha sido irregular durante los últimos meses, el paso fue bloqueado durante seis horas desde la madrugada hasta el mediodía. 

Por aparte, otro grupo de inconformes hizo lo mismo sobre el kiómetro 168 en Cuyotenango, Suchitepéquez. El paso estuvo tapado durante cuatro horas.

De acuerdo con los manifestantes, el movimiento cuenta con el apoyo de vecinos de los nueve municipio de Retalhuleu, por lo que se prevé que el tránsito vehicular sea complicado durante el resto de la mañana.

Aura Flores, vecina, dijo que desde hace dos meses que no reciben el pago por parte del Ministerio de Desarrollo Social (Mides), por lo que exigen una explicación del origen del retraso.

Añadió que como parte de la protesta, otro grupo de afectados se instalará frente a las oficinas de esa cartera, en la cabecera  de Retalhuleu.

Roselia  Gómez, otra  de las afectadas, señaló que además exigen otro censo, para que se incluya a un grupo de mujeres que no fueron beneficiadas con ese programa.

“Somos mujeres decididas a luchar por nuestros derechos y ese programa fue creado para beneficiar a familias de escasos recursos, y no es justo que el gobierno nos afecte de esa manera porque nuestros hijos necesitan salud y educación”, expresó Gómez.

En Cuyotenango, Eliza Jocom, vecina de la comunidad Pajales, indicó que el censo realizado por las autoridades no fue completo y por eso se dio el problema porque “no fuimos incluidos todos”.

“Somos familias de escasos recursos y el gobierno debería de supervisar que la gente que realiza los censos trabaje bien porque al final nos perjudican de no ser beneficiados con los programas”, manifestó.

Una fila de camiones espera a que liberen el paso en Cuyotenango. (Foto Prensa Libre: Cristian Icó)

La protesta afectó a decenas de personas que utilizan esa ruta que conecta con la frontera con México, lo cual representa pérdidas y aumento de pasaje para poder llegar a sus destinos.

Santos Sajche, indicó que él es originario de Quetzaltenango y se dirigía a Retalhuleu a comprar fruta para vender, pero ya no pudo cruzar por el bloqueo y esto ocasionó que tuviera perdidas económicas.

Verónica Caballeros, vecina, comentó que ella se dirigía a la capital a realizar trámites de trabajo, y caminó al menos un kilómetro para transbordar otro bus y pagar otra vez pasaje, lo cual afecta su economía y el tiempo que tenía disponible para el viaje.

Desde temprana hora, decenas de manifestantes bloquearon el paso. (Foto Prensa Libre: Rolando Miranda)

Julio Garrillo, transportista, expuso que él viaja de Tecún Umán, San Marcos a la capital, y transporta materia prima para productos perecederos, y está haciendo detenido desde las cinco de la mañana.

“Es lamentable que las personas que están bloqueando el paso afecte a otras que están trabajando, y las manifestaciones deberían de hacerlas frente al palacio de gobierno donde está el presidente para no afectar a otros guatemaltecos”, expresó.

El gobernador de Retalhuleu, Jorge Mejía, indicó que se reunirá con el ministro de Desarrollo Social para buscar una solución a la problemática.

Cada beneficiara recibe al mes un aproximado de Q300 para cubrir gastos de salud y educación de sus hijos.

En la página del Ministerio de Desarrollo Social el TMC se define de la siguiente manera: Somos un programa orientado a la reducción de la pobreza rural, enfocado principalmente hacia hogares en pobreza o pobreza extrema, facilitando condiciones que apoyen la ruptura del círculo intergeneracional de la pobreza a través de la formación de capital humano.

Además, facilitamos el acceso a la salud de niños y niñas de cero a menores de 15 años y a la educación de niños de seis a menores de 15, mujeres embarazadas y en período de lactancia.

Nos integramos como un programa que promueve la demanda de los servicios de salud y educación; además de la promoción del desarrollo infantil temprano, matrícula, asistencia y permanencia escolar de niños, niñas y adolescentes de 6 a menores de 15 años.

Bloqueo en Cuyotenango, Suchitepéquez. (Foto Prensa Libre: Cristian Icó)

Entre los requisitos en términos de salud que el Mides exige para ser beneficiado con las TMC están tener hijos en edades de cero a menores de 15 años, asistir al servicio de Salud y llevar controles médicos de sus hijos y de la madre en estado de gestación o lactancia.

En salud los requisitos son, tener hijos en edades de 6 a menores de 15 años, llevar a los niños a establecimientos educativos y evitar las ausencias, asi como cumplir con el 90% de asistencia en los niveles de preprimaria y primaria.

Grupos de mujeres de varias comunidades de Retalhuleu portan pancartas para exigir el pago de las Transferencias Monetarias Condicionadas. (Foto Prensa Libre: Rolando Miranda)