Reservas militares reciben entrenamiento con armas de fuego

Con el objetivo de aprender el manejo de armas de fuego, un grupo reservistas militares de Retalhuleu efectuaron la práctica de tiro con fusil en las instalaciones del Comando Aéreo del Sur, en ese departamento.

Publicado el
Los jóvenes hicieron pruebas con arma de alto calibre en tres posiciones. (Foto Prensa Libre: Rolando Miranda)
Los jóvenes hicieron pruebas con arma de alto calibre en tres posiciones. (Foto Prensa Libre: Rolando Miranda)

Los jóvenes hicieron pruebas con arma de alto calibre en tres posiciones como parte del entrenamiento que reciben durante el curso de 10 meses.

Las autoridades militares indicaron que este año se capacita a 180 jóvenes voluntarios que buscan pertenecer al Ejército, y esta práctica sirve para que conozcan el funcionamiento del fusil y cómo se debe de utilizar.

José López, comandante de reservas militares de Retalhuleu, indicó que el armamento que se utiliza para la práctica de tiro es el que un soldado utiliza cuando está de servicio, y se hizo con municiones de calibre 5.56.

El objetivo del curso es que los jóvenes aprendan el manejo de armas de fuego. (Foto Prensa Libre: Rolando Miranda)

“Con esta práctica los reservistas se familiarizan con el armamento militar y de los 12 tiros que hicieron tenían que acertar como mínimo siete, de los cuales la mayoría lo logró y seguirán con el entrenamiento de técnicas aéreas, acondicionamiento físico y relaciones cívicas militares”, expresó López.

Brenda Velásquez, reservista, comentó que es una experiencia más para su vida y como parte de reservas militares se siente comprometida con el país, pues cree que se ha perdido el patriotismo.

“La práctica de tiro con fusil es emocionante, porque no había disparado con arma de fuego de alto calibre, y al empuñar el fusil la adrenalina se siente en todo el cuerpo”, relató Velásquez.
 

La práctica se efectuó en Comando Aéreo del Sur, en Retalhuleu. (Foto Prensa Libre: Rolando Miranda)