Totonicapán

Obra abandonada es utilizada como vertedero en San Cristóbal Totonicapán

La basura que recoge el tren de aseo de San Cristóbal Totonicapán es acumulada en una obra abandonada en la carretera entre Totonicapán y Huehuetenango, pese a que la comuna le paga Q28 mil mensuales a una empresa de transportes para el traslado al destino final de los desechos.

Por María José Longo

La basura se acumula en un predio que quedó abandonado en lo que sería el rastro municipal de San Cristóbal Totonicapán. (Foto Prensa Libre: María José Longo)
La basura se acumula en un predio que quedó abandonado en lo que sería el rastro municipal de San Cristóbal Totonicapán. (Foto Prensa Libre: María José Longo)

“El tren de aseo pasa todas las semanas. La municipalidad recoge la basura y pagamos Q4 al mes. La verdad, es poquito.

¿A dónde llevan la basura? Eso no lo sé”, respondió una vecina a la que se le consultó sobre la ubicación del basurero municipal.  

El tren de aseo recoge la basura de los mil 500 usuarios que pagan el servicio. Los desechos se almacenan en el predio de una obra que quedó abandonada hace más de una década debido a la carencia de un vertedero municipal.

Según el alcalde Enrique Say Mutz, en ese lugar se construiría el rastro municipal. La administración de hace 14 años pagó unos Q700 mil por esa obra, pero no se concluyó.

En ese lugar, en el kilómetro 191 de la ruta Interamericana, entre Totonicapán y Huehuetenango, se observa la basura acumulada afuera y dentro de la construcción, e incluso hay desechos en el barranco. Los peatones evitan pasar por el área, porque abundan los perros y el olor es desagradable.

De acuerdo con la comuna, la basura se deposita en el lugar solo por algunos días, ya que se paga a una empresa que se encarga de la disposición final de los desechos. El alcalde no informa de hacia dónde trasladan la basura.

“Lo que tenemos ahora no es un botadero, sino una recopilación de basura. Como no tenemos un espacio propio para un relleno sanitario o un depósito para la basura, entonces sacamos un concurso en Guatecompras para una empresa que tuviera un lugar. Ellos tienen un área para eso junto con otras personas. Esa empresa se lleva la basura”, indicó el alcalde.

Le puede interesar: Pilotos de rutas que cubren colonia Bethania paralizan labores

De acuerdo con el portal Guatecompras, la comuna paga Q28 mil al mes a Transportes Carmencita por el servicio de recolección y disposición final de desechos sólidos. El evento está registrado con el NOG 7887906.

Sin respuestas

José Arturo Acabal Marín, propietario de la empresa, indicó que no puede informar sobre el lugar a dónde será trasladada la basura, con el argumento de que se trata de un “secreto profesional”.

En el kilómetro 191 de la ruta Interamericana, entre Totonicapán y Huehuetenango, se observa la basura acumulada afuera y dentro de la construcción. (Foto Prensa Libre: María José Longo)
En el kilómetro 191 de la ruta Interamericana, entre Totonicapán y Huehuetenango, se observa la basura acumulada afuera y dentro de la construcción. (Foto Prensa Libre: María José Longo)

“No es por una falta de respeto, pero es un secreto de la profesión, y no puedo decirle ni a la municipalidad. Mi trabajo es transportar la basura. A ellos no les interesa a dónde la voy a dejar. Entonces, perdóneme”, dijo Acabal.

También lea: Mujeres indígenas víctimas de violencia denuncian lentitud en procesos legales

Según el propietario de transportes y surtimateriales Carmencita, él puede dar información, pero no tiene esos detalles, pues la basura la traslada a otro departamento, del cual no precisó el nombre.

“Tirar la basura de un municipio a otro departamento está prohibido. Entonces, por eso mismo no le puedo dar información. Sí tengo autorización para hacerlo, pero no puedo decirle dónde es”, indicó.

Contenido relacionado

>Comuna de Xela pretende recolectar basura ya clasificada por vecinos

>Mantener limpias las calles de la capital ha costado Q668.9 millones

>Vecinos temen  epidemias por  basura acumulada