Totonicapán

Peleas cautivan a turistas en Chivarreto

La tradición de golpearse a puño limpio en Chivarreto cada Viernes Santo se remonta al siglo antepasado, aunque fue después del 1900 que se convirtió en un evento de diversión para la comunidad.

Por María José Longo

Las peleas en Chivarreto se han vuelto una atracción para turistas nacionales y extranjeros. (Foto Prensa Libre: María José Longo)
Las peleas en Chivarreto se han vuelto una atracción para turistas nacionales y extranjeros. (Foto Prensa Libre: María José Longo)

En la última década las peleas de Chivarreto se han convertido en un evento que atrae a miles de personas, muchos turistas que solo quieren presenciar unas tres horas de peleas callejeras, aunque cada año están más organizadas.

Este Viernes Santo fueron más de cinco mil personas que se concentraron en el parque central de la aldea de San Francisco El Alto, Totonicapán, para presenciar la contienda que, en esta ocasión, incluyó la participación del Gringo, un ciudadano estadounidense que se atrevió a participar del intercambio de golpes con contrincantes locales.

El acto comenzó con un protocolo que incluyó la presentación de las autoridades indígenas, que coordinaron todo el evento, las reinas de belleza de las aldeas aledañas y también se explicaron las reglas que los peleadores debieron cumplir.

Lea además: El guardián de Huehuetenango que tiene más de mil fotos

Fueron alrededor de tres horas de peleas que a niños y adultos por igual los hizo reír y, en algunos casos, preocuparse por los fuertes golpes que se escuchaban.

Los árbitros controlaban que ninguno de los peleadores sujetara al otro, porque era amonestado. Ahora hay reglas. Cuando el primero caía perdía la batalla, aunque más de uno regresó al cuadrilátero en busca de una revancha.

Tradición

Según ancianos del lugar, la tradición se inició hace más de un siglo y tenía como objetivo cumplir una penitencia.

Sin embargo, esto cambió desde 1900, porque se convirtió en una diversión para la comunidad, a donde llegan participantes de varias comunidades.

Le recomedamos leer: Otra conmemoración donde se van a los golpes

El evento es organizado por autoridades comunitarias, que con meses de anticipación se ponen de acuerdo sobre las reglas y las medidas de seguridad que se implementan.

La comuna apoya con trofeos para los ganadores. El evento empieza a las 14 horas y concluye a las 17 horas.

Antes de las peleas se hace un acto protocolario, se canta el himno nacional y se presenta a las autoridades indígenas del lugar y a las reinas de belleza de la aldea y otras aledañas.

El exalcalde comunal de Chivarreto Gilberto Pérez, relató que antes las peleas se llevaban a cabo en el campo de futbol de la localidad, sin ningún tipo de demarcación, solo la que hacían los propios espectadores.

Pero a partir del 2012 los organizadores instalaron un cuadrilátero artesanal en el centro de la aldea.

Contenidos relacionados

> Esta es la alfombra más famosa de Guatemala

> La procesión que suma más de 400 años

> 10 dulces imperdibles de nuestra cocina guatemalteca