Paso se mantiene interrumpido en el puente Jones donde río crecer de forma repentina

Autoridades mantienen cordón de vigilancia como medida de prevención por crecida de río.

La fase de reconstrucción en infraestructura por la tormenta Eta generará un efecto multiplicador a varias actividades productivas. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández Ovalle)
La fase de reconstrucción en infraestructura por la tormenta Eta generará un efecto multiplicador a varias actividades productivas. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández Ovalle)

Largas filas de vehículos se registran en el kilómetro 146 de la ruta al Atlántico debido a la crecida del río que dañó el puente Jones.

Debido a las constantes lluvias por la tormenta tropical Eta, el río sobrepasa la altura del puente por los costados y se llevó las bardas.

A unos cien metros del puente el río partió la carreta, lo que complica más la situación, pues tampoco hay paso peatonal.

Maquinaria fue llevada al lugar para comenzar los trabajos y restaurar el paso, pero no comienza a trabajar todavía por la cantidad de agua.

Varios tráileres permanecen varados en el punto; mientras que pilotos comentan que tienen varias horas en el lugar y no les queda más que esperar que se habilite el paso. Algunos aprovechan pescar sobre el puente.

La Policía Nacional Civil mantiene un cordón en el área con el fin de prevenir una tragedia, pues el río crece de forma repentina.

Pescadores aprovechan a pescar sobre el puente Jones. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)

La ruta al Atlántico se ve afectada en varios puntos, pues según el Ministerio de Comunicaciones también se encuentra cerrado el paso en el kilómetro 121 puente Blanco y en el km 154 puente Santiago.

Además, en la CA-9 está interrumpido el paso en el km 164 puente Santa Rosa, Mayuelas, y en los kilómetros 219, 190 y 238.