Regresaban de enterrar a su hermana menor, ultimada el lunes, cuando los mataron

El lunes pasado, la madre resultó herida de bala y su hija, de 11 años, fue hallada muerta entre matorrales, luego que sujetos armados ingresaron a la vivienda familiar y dispararon. Ese día, dos hermanos lograron escapar de los agresores, pero este jueves los ultimaron cuando volvían del sepelio de su hermana. Los vecinos han dicho que podría tratarse de un conflicto de tierras. 

Agente de la Policía Nacional Civil ayuda con el traslado de los cuerpos de las víctimas hacia la morgue del Inacif en Zacapa. (Foto Prensa Libre: Mario Morales)
Agente de la Policía Nacional Civil ayuda con el traslado de los cuerpos de las víctimas hacia la morgue del Inacif en Zacapa. (Foto Prensa Libre: Mario Morales)

Los hermanos Juan Antonio, de 30 años, y Leonel Geovani, 17, López Herrera fueron ultimados con machetes y armas de fuego cuando regresaban a su vivienda en Cerro Pelón, Zacapa, momentos después de haber enterrado el cuerpo de su hermana, 11, quien fue muerta a balazos el pasado lunes cuando intentaba huir de sus agresores, quienes ingresaron a su vivienda y atacaron a su mamá.

En el suceso también falleció Rogelio Zabaleta Zacarías, residente en El Pinalito, una comunidad cercana a Cerro Pelón. De acuerdo a testigos, Rogelio junto a otros sujetos caminaban por un sendero de terracería cuando se encontraron a los hermanos López Herrera, quienes los señalaron de ser uno de los sospechosos del crimen contra su hermana menor.

Las acusaciones terminaron en una pelea en la que todos los involucrados se atacaron con pistolas y machetes. Los tres fallecieron en el lugar de la riña mientras que otros sujetos, supuestamente implicados en la pelea y que resultaron heridos, huyeron del sitio, indiicó un vecino que no quiso ser identificado.

Al lugar acudió personal del Ministerio Público y Policía Nacional Civil (PNC) para realizar las diligencias correspondientes y encontraron 10 casquillos de arma de fuego, calibre 22, varios machetes y otra arma; todo fue embalado como parte de las evidencias del caso.

Agente de la Policía Nacional Civil ayuda con el traslado de los cuerpos de las víctimas hacia la morgue del Inacif en Zacapa. (Foto Prensa Libre: Mario Morales)

Isabel López, de 40 años, esposa de Rogelio, comentó que su pareja era una persona trabajadora y honrada y que se dedicaba a la agricultura. 

Agregó que desconoce el motivo por el cual “asesinaron” a su esposo y aseguró que él no estaba implicado en ningún crimen.

El ataque

Un grupo de hombres armados ingresó la tarde de este lunes a una vivienda de Cerro Pelón, Zacapa, informó la PNC.

Los sujetos con rifles y machetes atacaron a Cipriana Herrera Pérez, de 50 años, quien se hallaba en la cocina, mientras sus tres hijos huyeron de los agresores. En su huida, una niña de 11 años fue alcanzada por uno de los atacantes, quien le disparó en la cabeza.

La menor murió de forma inmediata y su cuerpo quedó en unos matorrales, cerca del inmueble.

Varios residentes llegaron al lugar del ataque y hallaron malherida a Herrera Pérez, quien fue trasladada a bordo de un carro particular al hospital regional de Zacapa en donde permanece en recuperación. 

“Tenemos temor de continuar viviendo en medio de una rencilla entre familias, la verdad lo mejor que se puede hacer es que las autoridades intervengan y lleven a cabo las investigaciones correspondientes con rapidez para capturar a las personas que están entrometidas en estos crímenes”, expresó Raúl Ramos Castro, vecino de El Pinalito.

“La avaricia y el rencor pueden llegar a extremos inimaginables, definitivamente es necesario que tengamos a Dios en nuestro corazón para evitar que la maldad domine nuestros corazones. Estas familias van a terminar una con la otra por cuestiones de tierra, no entienden que cuando uno fallece no se lleva nada”, dijo Cándida Domínguez, docente zacapaneca.

Contenido relacionado:

> Bombero de Río Hondo murió en ataque aramdo, junto a otro joven
> Hallaron la mano de un niña en Zacapa
> La mascota que acompañaba el cadáver de su amo, en Zacapa