Copa Libertadores: la épica y polémica remontada de River Plate sobre Gremio para llegar a la final (gracias al VAR)

River Plate clasificó a la final de la Copa Libertadores al vencer 2-1 a Gremio de Porto Alegre en Brasil con una remontada épica y muy polémica gracias al VAR.

La policía antidisturbios tuvo que saltar al campo a proteger al árbitro uruguayo Andrés Cunha, quien señaló la pena máxima a cuatro minutos del final del partido por una mano en el área del defensor Bressan.

La infracción solo había sido vista a través del sistema de videoarbitraje.


Los jugadores de Gremio rodearon al colegiado tras confirmar la pena máxima protestando airadamente la decisión que terminaría por definir el pase del club argentino a la final.

El gol fue anotado por Gonzalo “Pity” Martínez en el quinto de los 14 minutos que Cunha adicionó al final del partido.

La clasificación de River, que había perdido el encuentro de ida en Buenos Aires 0-1, se dio gracias a las regla que da doble valor a los goles de visitante.


El panorama para el conjunto Millonario no pudo ponerse peor luego del tanto anotado por Leo Gomes a los 35 minutos del primer tiempo.

Con dos goles por debajo en el agregado de las semifinales a falta de nueve minutos para el final, Rafael Borré anotó el empate del partido. Cinco minutos después se produjo la decisiva jugada del penalti en el área de Gremio.


El juego se detuvo durante nueve minutos y cuando se reanudó Martínez envió el balón al ángulo para sacudir la red.

Con su pase, River dejó abierta la posibilidad de que haya un Superclásico del fútbol argentino en la final de la Copa Libertadores 2018 frente a su eterno rival, Boca Juniors.

Los Xeneizes chocarán este miércoles en la otra semifinal contra Palmeiras en Sao Paulo con la ventaja de su victoria 2-0 conseguida la semana pasada en Buenos Aires.