Se retira Manu Ginóbili, el jugador de básquet más importante de la historia de Argentina y América Latina

Algún día tenía que pasar. Y fue este lunes: a sus 41 años, el basquetbolista latinoamericano más importante de la historia, el argentino Manu Ginóbili, anunció su retiro.

Ginóbili fue clave en varios de los campeonatos de la NBA ganados por los Spurs de San Antonio. (Foto Prensa Libre: BBC News Mundo)
Ginóbili fue clave en varios de los campeonatos de la NBA ganados por los Spurs de San Antonio. (Foto Prensa Libre: BBC News Mundo)

“Con una gran mezcla de emociones les cuento que decidí retirarme del básquet”, escribió en su perfil de Twitter tras varios años de especulación sobre una despedida que se alargó extraordinariamente.

Jugador de los Spurs de San Antonio por 16 temporadas, Ginóbili ganó cuatro títulos de la NBA, en varios de los cuales fue ficha clave.

En 2004, lideró al equipo nacional argentino que ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Atenas, una de las hazañas más importantes del deporte del país sudamericano.

Si no la más importante, porque antes de Atenas el equipo de Estados Unidos había ganado en 12 de 14 Olimpiadas y solo Yugoslavia había podido derrotar la hegemonía estadounidense.

“Tan importante es la figura de Ginóbili para el deporte mundial, que muchos argentinos, cuando se supo del retiro, empezaron un debate no del todo sereno sobre si Manu es o no más significativo que Diego Armando Maradona”, explica nuestro corresponsal en Argentina, Daniel Pardo.

Ginóbili, además de ser un exitoso deportista, es famoso por su conducta ejemplar dentro y fuera de la cancha.

Oscar Schmidt, jugador brasileño con el récord del mayor anotador en la historia con cerca de 50.000 puntos, alguna vez reconoció que Ginóbili como “quizá el mejor jugador latinoamericano de todos los tiempos”.

Como escolta, Ginóbili se destacó por su inteligencia en ataque y su eficiencia en defensa.

Así empezara los partidos como suplente, Ginóbili solía figurar en cada partido, hasta el punto de que ganó en dos oportunidades premios al mejor jugador no titular de la NBA.

El legado de Manu como jugador y persona ha sido celebrado varias veces por importantes basquetbolistas que compitieron con él o en su contra.

Pocos dudan que vaya a tener un lugar en el Hall de la Fama, la lista de los jugadores más importantes de la historia a la que hasta ahora solo 150 han podido entrar.