El primer caso de coronavirus en la NBA rompió el silencio tras las críticas que recibió: “Piensan que traje el virus a EE. UU.”

El pívot francés Rudy Gobert, estrella de los Utah Jazz, se refirió a las acusaciones que sufrió al ser señalado por la suspensión de la liga que acapara la atención de multitudes.

El pívot Rudy Gobert es estrella de Utah Jazz. (Foto Prensa Libre: EFE)
El pívot Rudy Gobert es estrella de Utah Jazz. (Foto Prensa Libre: EFE)

Después de que la temporada regular quedó suspendida el pasado 11 de marzo, la primera liga que lo hizo dentro del deporte profesional en Estados Unidos, tras el positivo del pívot francés Rudy Gobert, de los Jazz de Utah, en Oklahoma City, la NBA comenzó a trabajar con los expertos en seguridad de cara a la planificación los pasos a seguir.

Casi cinco meses pasaron desde que las autoridades decidieron postergar por tiempo indefinido la presente temporada. Tiempo en el que Gobert ha sido foco de atención debido a su caso de covid-19.

La estrella de los Utah Jazz fue señalado debido a la actitud “imprudente” que tuvo durante una conferencia de prensa. Gobert tocó la mesa y manoseó varios micrófonos y grabadoras de los periodistas. Además, cuestionando las medidas de seguridad y distanciamiento local.

Este jueves 30 de julio, la NBA volverá a la acción y Gobert rompió el silencio y habló de lo todo lo que ha tenido que enfrentar desde que se reveló que tenía coronavirus. “Los medios de comunicación contaron la noticia como si yo había provocado el cierre de la NBA. Y para muchas personas que no piensan, creen que yo traje el coronavirus a los Estados Unidos”, dijo la estrella de los Utah Jazz durante una entrevista que publicó el diario Washington Post.

“Para mí fue difícil ver a mucha gente cuestionar mi vida. Esta ha sido una gran experiencia de aprendizaje. Yo sé quién soy y las personas a mi alrededor también lo saben. Además, cualquiera puede tener una percepción y una opinión diferente y enfoco mi energía en eso, viviré una vida muy dolorosa”, agregó Gobert.

Racismo en el deporte

Jugadores y entrenadores de los Utah Jazz y los New Orleans Pelicans se arrodillaron este jueves 30 de julio para protestar contra el racismo durante el himno estadounidense, previo al primer partido de la reanudación de la temporada de la NBA.

Los jugadores, con los brazos entrelazados, portaban camisetas negras con el lema “Black Lives Matter” (La vida de las personas negras importa), que también está grabado en el centro de la cancha sin espectadores del complejo deportivo de Disney World (Orlando).

La liga y los jugadores se comprometieron a que este final de su temporada, a pesar de la ausencia de aficionados y de las condiciones de aislamiento en la “burbuja” de Disney World, contribuya a las actuales protestas contra el racismo desencadenadas por el crimen del afroamericano George Floyd a manos de un policía blanco dos meses atrás.

Suspendida desde el 11 de marzo a causa del coronavirus, la temporada de la NBA se reemprende este jueves con los juegos entre los Pelicans y los Jazz y uno más entre los dos equipos de Los Ángeles, los Lakers de LeBron James y los Clippers de Kawhi Leonard.