Rubén Castellanos, la nueva joya del bádminton de Guatemala

Tras haber ganado la segunda edición del Torneo Internacional Júnior U19 de Perú a principios de marzo de este año, y de figurar en los cuadros principales de los torneos mayores, el juvenil Rubén Castellanos es la nueva joya de la corona del bádminton nacional y el posible sucesor innato de Kevin Cordón.

Publicado el
Rubén Castellanos forma parte de la segunda edición del Guatemala Junior Internacional, que se juega en el Coliseo Deportivo de la zona 4 capitalina. (Foto Prensa Libre: Óscar Felipe Q.)
Rubén Castellanos forma parte de la segunda edición del Guatemala Junior Internacional, que se juega en el Coliseo Deportivo de la zona 4 capitalina. (Foto Prensa Libre: Óscar Felipe Q.)

Diestro por naturaleza, de gran talento y sobre todo decidido a luchar contra todo, Rubén busca consagrarse en el deporte que ha cambió su vida y que le abrió oportunidades que jamás pensó.

Es el jugador, a finales de mayo ocupó el puesto 15 del ranquin mundial del escalafón para jugadores juveniles y es el mejor de América. En la última actualización de abril, figura en el lugar 27.

Nació el 18 de enero de 1997 en Morales, Izabal. Por recomendación de Jonathan Rosales, su vecino y su mejor amigo, agarró la primera raqueta en el 2008. Fue más llevado por la curiosidad que por el deseo de jugar.

“A principio no sabía que era el bádminton. Mi amigo me insistía que fuéramos a jugar, pero yo siempre le decía que no. Un día decidí ir… Me gustó mucho y no me costó aprender”, recuerda.

Castellanos jugó su primer torneo en agosto de 2008 y logró el tercer lugar en individual. En diciembre de ese mismo año jugó su segundo campeonato y lo ganó, lo que marcó un punto de partida, debido que a principios de 2009 fue llamado por la Federación de Bádminton de Guatemala para proporcionarle una beca e iniciar sus entrenamientos en la capital.

Con solo 11 años, con el respaldo de su madre Silvia Noemí España, decidió aprovechar la oportunidad y desde entonces forja su destino en el deporte de la raqueta.

“Al principio me costó mucho adaptarme a una nueva vida, lejos de mi mamá y mis abuelos. Poco a poco el sacrificio tuvo resultados”, agrega el jugador.

Viene con brillos

Ahora, con 19 años, Castellanos —junto a sus entrenadores, entre ellos José María Solís— ha forjado una derecha prodigiosa que con grandes remates, de juego rápido y de mucho trabajo físico —característica de los jugadores de Guatemala—, ha logrado sobresalir.

Lo demostró en el Torneo Internacional Júnior U19 de Perú, y siendo la mejor siembra logró subir a lo más alto del podio en singles, tras vencer 2-0 —21-14 y 21-10—, al local Diego Mini la segunda raqueta del certamen.

En dobles, haciendo pareja con Christopher Martínez, se adjudicaron el oro. Una semana después formó parte de la primera edición del Perú Internacional Series, torneo para jugadores mayores, donde fue eliminado en tercera ronda por Kevin Cordón, tras doblegar al argentino Pablo Macagno y al canadiense Timothy Chiu, en la rondas previas.

Los actuales resultados solo es el reflejo de los seis años de preparación que ha tenido, y que ha tenido varios triunfos. Algunos de los resultados a destacar están: en el 2014 ganó la medalla de oro en el Internacional Júnior de Guatemala. En ese mismo torneo contribuyó para el primer lugar en Dobles y Mixtos.

Ese mismo año también ganó oro en singles, en el Torneo Internacional Júnior de México; además, obtuvo plata en dobles con Mario Umaña.

En el 2013 participó en su primer mundial júnior que se llevó a cabo en Tailandia, donde perdió en primera ronda.

Los logros hablan por sí mismos y Rubén Castellanos se vislumbra como uno de los nuevos talentos del deporte.

Este 2015 disputa su último año como jugador juvenil y a partir del 2016 se enfocará de lleno en la divisiones mayores. El sueño es iniciar el ciclo olímpico hacia los Juegos Olímpicos de Tokio del 2020.