Antigua GFC y Suchitepéquez frustran a los rojos y a los cremas

Antigua GFC, campeón del Apertura 2015 y  del 2016, y Suchitepéquez, monarca del Clausura 2016,  silenciaron el dominio de Comunicaciones y de Municipal, los dos equipos más ganadores del futbol guatemalteco.

Suchitepéquez y Antigua GFC han roto con el poder de los equipos capitalinos en los torneos cortos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Suchitepéquez y Antigua GFC han roto con el poder de los equipos capitalinos en los torneos cortos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Municipal, con 14 cetros, y Comunicaciones, con 13, han dominado los 35 torneos cortos que se han jugado en la historia del futbol nacional.

Es la primera vez, en la historia de los torneos cortos, que rojos y cremas se quedan con las manos vacías en tres semestres consecutivos.


Xelajú MC, vencedor del Clausura 2007, y Jalapa, monarca del Apertura 2007, eran los representativos que por dos campeonatos seguidos detuvieron el acostumbrado paso ganador de  albos y ediles.

De los 35 certámenes  cortos que se han celebrado, los dos equipos capitalinos se han quedado con 27 — 77 por ciento—.

Los clubes no tradicionales únicamente se han quedado con ocho coronas: Xelajú MC (2), Antigua GFC (2), Jalapa (2), Cobán (1) y Suchitepéquez (1).

El sueño mazateco

Después de una sequía de 33 años, Suchitepéquez se quedó con la corona del Clausura 2016, después de haber humillado en la final de vuelta a Comunicaciones, a quien derrotó por 3-0 —en la ida cayeron por 2-1—.

En las semifinales, los mazatecos dejaron en el camino a Malacateco, que en el 2016 también fue una grata revelación porque  en el Apertura 2016 repitió su clasificación a las mismas instancias.


Sobresalientes jugadores canteranos, extranjeros rentables y consolidación de un estilo de juego fueron algunos de los aspectos que llevaron al éxito a Suchitepéquez, que a inicios de año cedió al timonel Wálter Claverí a la Bicolor. En su lugar quedó Douglas Zamora.

Hazaña colonial

Tres torneos fueron suficientes para que los antigüeños consiguieran su primer campeonato, luego de haber regresado a la Liga Nacional en el Apertura 2014 —le compraron la ficha a Heredia—.

Los coloniales levantaron la corona del Apertura 2015, después de haber vencido en una inédita final a Guastatoya.

En el campeonato recién concluido, derrotaron en  penaltis a Municipal —empataron 2-2 en el global—, que no celebra un título desde el Apertura 2011.

El poder económico, la continuidad del cuerpo técnico que encabeza el argentino Mauricio Tapia, y la vasta legión de extranjeros han colaborado para que Antigua GFC ya tenga dos cetros.