Coronavirus | Ana Lucía Martínez, desde España: “No podemos salir de nuestras casas”

La futbolista guatemalteca Ana Lucía Martínez está tranquila, aunque tomando las precauciones necesarias en Madrid, España, por el coronavirus.

Ana Lucía Martínez, jugadora el Madrid CFF. (Foto Prensa Libre: Facebook)
Ana Lucía Martínez, jugadora el Madrid CFF. (Foto Prensa Libre: Facebook)

La delantera del Madrid CFF de la primera división del futbol femenino español, lamenta que la liga se haya puesto en pausa porque extrañará saltar al terreno de juego, pero es consciente que era una medida necesaria.

La RFEF suspendió la Primera División y Reto Iberdrola, además de las semifinales de la Copa de la Reina, durante los próximos 14 días; los entrenamientos también fueron cancelados.

“Se suspendió todo, literal. A partir de mañana ya no podremos salir de nuestras casas, solo con causas justificadas”, cuenta la también delantera de la Selección Nacional.

En estos días en casa, Analu aprovechará para estudiar y distraerse viendo alguna serie o película en Netflix.

“Mandé a comprar unos accesorios para entrenar, que ya me enviaron. También estudiaré y veré Netflix. Aunque no salir es un poco aburrido, pero es algo que tenemos que hacer”, cuenta la jugadora nacional.

El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, anunció el viernes la declaración del estado de alarma a fin de frenar el avance del coronavirus, mientras la región de Madrid ordenaba el cierre de todos los comercios no indispensables.

View this post on Instagram

Hasta pronto ⚽️🥺💔

A post shared by Ana Lucía Martínez (@analu_m) on

Con más de 4 mil 200 infectados y 121 fallecidos en el país, el segundo más castigado de Europa solo por detrás de Italia, Sánchez dijo en una comparecencia televisada que el estado de alarma entrará en vigor el sábado y durará inicialmente 15 días.

Durante este periodo se “adoptará un conjunto de decisiones excepcionales” a fin de “movilizar todos los recursos del conjunto del Estado para proteger mejor la salud de todos los ciudadanos”, “tanto públicos como privados”, “tanto civiles como también militares”.

En la legislación española, esta medida permite al gobierno limitar la circulación de personas y requisar todo tipo de bienes.