Interminable problema

La protesta que realizaron los jugadores de Antigua GFC —entrenaron con las camisolas al revés— por no haber recibido su salario en el tiempo establecido, el jueves recién pasado, volvió a colocar en el escaparate un problema que de forma constante ha golpeado al cada vez más depresivo y devaluado futbol guatemalteco.

Publicado el
Son varios los equipos de la liga nacional que tienen deudas con sus jugadores. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Son varios los equipos de la liga nacional que tienen deudas con sus jugadores. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

La no aprobación de la ampliación del mandato del ente regulador de la Fedefut  afectó el proceso de demandas y la ejecución de laudos.

Además de los coloniales —campeones del Apertura 2015—, Suchitepéquez —monarca—, Marquense, Mictlán y Carchá, de la Liga Nacional, mantienen deudas con sus jugadores, según la Asociación de Futbolistas Guatemaltecos (AFG).

“Hay directivos que amenazan a sus jugadores para que digan que no hay deudas, sin embargo, nos buscan a nosotros para contarnos su situación. Aquí llevamos una estadística”, explicó Carlos Figueroa, presidente de la AFG.

De los cinco equipos morosos, y a tres fechas para que finalice la fase regular del Apertura 2016, solo el armado panzaverde se mantiene en zona franca de clasificación por ubicarse en la segunda casilla con 35 unidades.

Los venados —décimos con 22 unidades— conservan una leve esperanza para avanzar. Deberán ganar sus tres restantes compromisos y esperar un tropiezo de Cobán Imperial —sexto con 28 puntos—.


Los leones y los mitecos, que han disputado un partido más, solo deberán cumplir con el calendario, al igual que los coleros peces cenizos.

Angustiosa situación

“Es preocupante que sigan habiendo atrasos en los pagos a los jugadores. Ellos son trabajadores y sus familias dependen de sus ingresos. Alarma que el 40 por ciento de los equipos no cumpla con sus obligaciones”, lamentó Figueroa.

“Solo nos  queda brindarles el asesoramiento  para saber si quieren entablar una demanda”, agregó el exjugador de Comunicaciones y de Municipal.

Figueroa indicó que los clubes empiezan a endeudarse con sus trabajadores porque carecen de conocimientos técnicos.

La realidad económica  es complicada, pero los clubes deben tener orden administrativo y una gestión deportiva sana, que les permita gastar lo que tienen. Ser presidente de un equipo no es un ningún juego,  conlleva muchas responsabilidades”, adhirió.

La aprobación del estatuto del futbolista guatemalteco sería un gran avance para proteger los derechos de los jugadores, según refirió Figueroa.

“Hay una norma de la Fifa que nunca  ha sido aprobada en la Fedefut, y es la del estatuto del futbolista guatemalteco, que es la que debe  regular las garantías contractuales de los jugadores. Esperamos que pueda incluirse en la reforma estatutaria que está por adoptarse”, puntualizó.

Postura colonial

La junta directiva de Antigua GFC hizo circular un comunicado, ayer, para señalar su compromiso con los jugadores y remarcar que están al día con sus obligaciones contractuales. 

“Estamos comprometidos con  el cumplimiento de  los contratos suscritos con nuestros jugadores y se les ha brindado siempre apertura para  dialogar”, refiere el comunicado.

“Muchas veces los procesos financieros llevan más tiempo del esperado. Las cuotas contractuales y premios adicionales están cumplidas y en ningún momento se han debido dos o tres meses”, explican.

Estatutos del jugador Fifa

El Reglamento sobre el estatuto y la transferencia de jugadores de la Fifa establece las normas mundiales y obligatorias concernientes a los futbolistas y agrega que cada asociación —en Guatemala la Fedefut—  deberá formular su propio reglamento.

Los futbolistas guatemaltecos esperan que en los nuevos estatutos de la Fedefut se contemple tal norma para que sean respetados los contratos en la Liga Nacional.

“Dicho reglamento establecerá las disposiciones para la resolución de disputas entre clubes y jugadores. Asimismo, desarrollará un sistema para recompensar a los clubes que invierten en la formación y la educación de jugadores jóvenes”, señala el artículo 1: Ámbito de Aplicación.

“Cada asociación deberá establecer en su reglamento los medios apropiados para proteger la estabilidad contractual, con el debido respeto a la legislación nacional obligatoria y a los convenios colectivos”, agrega el mismo artículo.
Además, enlista los principios mínimos que deberá contener el propio reglamento de cada Asociación.

“El principio del cumplimiento obligatorio de los contratos;  el principio de que cualquier parte puede rescindir un contrato sin consecuencias en el caso de una causa justificada; el principio de que un jugador profesional puede rescindir un contrato por causa deportiva justificada; el principio de que los contratos no pueden rescindirse en el transcurso de la temporada; el principio de que en caso de rescisión de un contrato sin causa justificada se deberá pagar una indemnización que se estipulará en el contrato y el principio de que en caso de rescisión de un contrato sin causa deportiva justificada se impondrán sanciones deportivas a la parte infractora”, agrega.