Viento es favorable para Molina

Un día completamente gris, y la pertinaz lluvia que cayó durante el entrenamiento de Comunicaciones, en el estadio Cementos Progreso, fue roto por una enorme sonrisa del portero Luis Pedro Molina.

Luis Pedro Molina, durante el entrenamiento albo. (Foto Prensa Libre: Carlos Vicente)
Luis Pedro Molina, durante el entrenamiento albo. (Foto Prensa Libre: Carlos Vicente)

El Chicotón llegó acompañado de la providencia en su retorno al club que le dio la oportunidad de debutar en el lejano  1995.

Apenas había pasado una hora de su presencia en el campo y el guardameta Juan José Paredes, quien sería  titular contra Antigua GFC —mañana a las  11.30 horas—, se resintió de la afección que arrastra en el muslo derecho y abandonó la práctica.

Esta situación hizo que Molina fuera llamado por el entrenador Iván Franco Sopegno, para trabajar con el grupo principal.
Si Paredes continúa con las molestias, será el experimentado arquero y Padilla, quienes estarán a disposición del entrenador argentino para el juego de mañana.

“Venía trabajando desde hace cuatro meses con Bárcena —Primera División— y el esfuerzo valió la pena. Estoy a disposición, pero es Iván —Sopegno— el que tomará la decisión. Ahora solo pienso en Comunicaciones y sé que es estar aquí”, aseguró el portero.

La papelería necesaria para que el guardameta juegue este fin de semana, está totalmente arreglada.
“Estoy agradecido con el cuerpo técnico y el equipo porque me hizo sentir como en familia, como lo sentí cuando estuve aquí por primera vez”, confesó Molina.

El portero nacional llegó a la especial crema en 1995 —en la era de Ricardo Pichinini—, su salida se dio en 1999 por buscar la titularidad y tuvo que hacerlo en otro club, ya que en los albos Édgar Estrada pasaba uno de sus mejores momentos.

“Hablar ahora está de más, esta es una segunda oportunidad y lo que debo hacer es concentrarme y hacer lo necesario para estar arriba”, señaló. 

¿RECAÍDA?

Según el médico crema, Fredy Fernández, Paredes dejó el trabajo por precaución, ya que en la evaluación que le realizó no presentaba ningún problema.

Fernández indicó que JJ se quejó de una carga en el área afectada y que tuvo miedo de una nueva ruptura.
Los albos marchan en la séptima posición con nueve puntos, producto de dos triunfos, tres empates y dos derrotas.

Bajas

Para el juego contra Antigua GFC los blancos aún no saben si podrán alinear al portero  Juan José Paredes y al defensa Rafa Morales. El primero se resintió  del muslo derecho y Morales tiene ampollas en ambos pies.

Los que definitivamente no jugarán son José Manuel Contreras, Brandon de León y Carlos Mejía. Los tres podrían regresar en unas tres semanas.