Manuel Presancín, el hombre clave en la gramilla para Antigua GFC

A Presancín no se le ve en las jornadas conduciendo el balón y anotando goles, pero si el resto de los días en los que no hay fecha, para que la alfombra verde del estadio aguacatero esté en optimas condiciones.

Publicado el
Manuel Presancín es un panzaverde de corazón que se encarga de la gramilla del Estadio Pensativo. (Foto Prensa Libre: Antigua GFC)
Manuel Presancín es un panzaverde de corazón que se encarga de la gramilla del Estadio Pensativo. (Foto Prensa Libre: Antigua GFC)

En el futbol no todo ocurre los días de futbol, el equipo de Antigua GFC también tiene a un integrante que se encarga de mantener al ciento por ciento el escenario para sus jugadores.

Manuel Presancín es de esos estelares que no se hace notar pero que su trabajo es fundamental para que los jugadores no sufran ninguna lesión a la hora de un partido de la Liga Nacional.

Presancín tiene alrededor de 18 años de ser parte del Estadio Pensativo y ha visto pasar varios entrenadores y ha vivido las cuatro glorias que tuvo el equipo desde su retorno a la liga de los privilegiados en la temporada 2014-2015.

El Estadio Pensativo es uno de los mejores de Guatemala. (Foto Prensa Libre: Redes)

“Yo llegué al equipo en el 2001 después de que el equipo fuera subcampeón en la final que perdió contra Comunicaciones”, recuerda el aguacatero.

Además agrega que llegó a ser parte de los coloniales para ayudar en el mantenimiento de la gramilla y desde entonces se ha mantenido en buenas condiciones.

“Hay un tratamiento exclusivo para la gramilla para el mejor desarrollo para el futbol. Me siento orgulloso de trabajar para un equipo que en los últimos años ha demostrado ser el mejor”, afirmó.

“El Estadio Pensativo es mi vida y mi hogar. Ya son muchos años y sigo aportando mi experiencia y voluntad para tener la mejor cancha”, expresa.