Paulo César Motta: “Me ha servido mucho estar en casa con la familia y convivir con ellos”

El Guardameta de Quiché de la Primera División de Futbol, El Súper Motta, disfruta el confinamiento cuidando a su familia y realizando actividades deportivas en casa.

Publicado el
Paulo César Motta también ha sido importante con la Selección de Guatemala. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Paulo César Motta también ha sido importante con la Selección de Guatemala. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

“Lo tomo tranquilo, esperando en Dios que todo esto pase y volver a la actividad normalmente”, afirmó el experimentado guardameta guatemalteco Paulo César Motta, quien pasa los días en su hogar junto a sus dos hijos y su esposa.   

“Estoy con mi familia estamos expectantes y lo hemos tomado con calma junto a mi esposa y mis hijos, esperando que todos podamos salir bien de esto”, afirmó Motta. 

El exportero de Municipal, Cobán Imperial, Sanarate y la Universidad de San Carlos con paciencia intenta mantener su trabajo físico y además involucra a su familia para evitar el aburrimiento y hacer amena la estadía en familia.   

“Tenemos una rutina de trabajo que nos dejaron y tratamos de hacerlo al ciento por ciento. Me ha servido mucho estar en casa con la familia y convivir con ellos. Además, ellos se meten también un poco a los trabajos que hacemos y nos mantenemos jugando futbol y pasando esto lo mejor que se pueda”, agregó el guardameta de Quiché FC.  

El Super llegó al ‘Imperio’ en el Clausura 2020 como uno de los refuerzos de lujo del conjunto de la Primera División, pero debido al coronavirus tuvo que parar junto al equipo y someterse a la cuarentena con un plan de trabajo estructurado por el equipo.  

“En mi carrera como futbolista me siento bien y creo que hay tiempo para seguir trabajando y disfrutando del futbol. Me siento bien con mi actual equipo lastimosamente no llevaba mucho tiempo de estar allá, pero esperemos que pronto volvamos”, agregó.  

La rutina de Motta inicia desde la mañana con sus ejercicios y luego ayudar a sus hijos Paulo Andre de 13 años y César Alesandro de 8 junto a su esposa Ana Lilian con las tareas escolares para darle paso posteriormente a momentos recreativos.