Selección apuesta al tridente para vencer a Trinidad

El sistema de juego del técnico Wálter Claverí, que presenta la consigna de atacar desde el inicio a  Trinidad y Tobago, cobra mayor forma a pocas horas del enfrentamient.

La Selección Nacional se prepara para enfrentar mañana en Puerto España, a Trinidad y Tobago. (Foto Prensa Libre: Edwin Fajardo)
La Selección Nacional se prepara para enfrentar mañana en Puerto España, a Trinidad y Tobago. (Foto Prensa Libre: Edwin Fajardo)

Sabido de que la victoria es la única que sirve para mantenerse en la pelea por asistir a la cita mundialista, el seleccionador   está decidido a no  guardarse nada, por lo que saldrá con sus mejores armas en la ofensiva para buscar el resultado añorado.

Según lo observado en el entrenamiento de ayer, celebrado en la cancha del colegio para  varones  San Antonio, en Puerto España, el timonel colocará a sus mejores hombres desde el inicio.

AMBICIOSO

Aquel tridente que tanto enamoró y dio de qué hablar en la Copa Centroamericana del 2014, formado por José Manuel Contreras, Marco Pablo Pappa y Carlos Ruiz es una de las fuertes apuestas que está ideando   Claverí para el   duelo de mañana.

Y qué mejor momento para que aparezcan los tres referentes del futbol nacional. El destino parece empecinarse en otorgarles una inmejorable oportunidad para hacer historia y clasificar a Guatemala a la hexagonal final de la Concacaf.

Eso sí, Contreras, de Comunicaciones y Pappa, del Colorado Rapids (MLS) partirán un tanto retrasados en el rombo que proyecta usar el técnico nacional en el mediocampo; el mismo será  completado por el el albo Jean Márquez y Rodrigo Saravia, del Columbus Crew.

“Sabemos que es un duelo trascendental. Tenemos confianza en ganar. Esperamos hacer un partido perfecto”, señaló Contreras.

Los matices ofensivos quedaron al descubierto desde que el cuerpo técnico hizo oficial la listado de los 23 convocados, ya que se incluyó a cuatro delanteros nominales: Gerson Tinoco, Edi Guerra, Mario Castellanos y Carlos Ruiz.

Conforme avanza  el tiempo, la consigna está cada vez más clara para el contingente que representa el futbol guatemalteco: ser agresivos desde el pitazo inicial del árbitro panameño John Pittí.