Amazon busca luchar contra las falsificaciones con Inteligencia Artificial

El gigante estadounidense del comercio en línea Amazon anunció una nueva iniciativa para poner fin a la venta de productos falsificados en su plataforma, con la que las propias marcas podrán retirar imitaciones de sus artículos.

Publicado el
La nueva iniciativa de Amazon, Project Zero, ha sido creada para eliminar de una vez por todas los productos falsificados en su sitio web. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
La nueva iniciativa de Amazon, Project Zero, ha sido creada para eliminar de una vez por todas los productos falsificados en su sitio web. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

El programa, llamado Project Zero (Proyecto Cero), combina herramientas tecnológicas y la cooperación con las marcas para eliminar las mercancías falsificadas del sitio web de Amazon.

 

La compañía indicó que está probando esa herramienta con marcas “invitadas” antes de lanzarla a mayor escala.

“Nuestro objetivo es que los consumidores siempre reciban productos auténticos cuando compren en Amazon”, dijo la empresa en un comunicado.

“Project Zero se basa en nuestro trabajo de larga duración y en las inversiones en este área. Permite a las marcas trabajar con nosotros para aprovechar nuestras fuerzas conjuntas con el fin de actuar rápidamente y a gran escala para llevar las falsificaciones a cero”, precisó la compañía.

Para Amazon esa iniciativa implica aumentar el uso de su propia tecnología de aprendizaje automático para encontrar imitaciones entre los productos ofrecidos en su plataforma.

Las empresas que participan en el programa utilizarán, además, códigos para autentificar sus artículos durante el proceso de fabricación y podrán retirar ellas mismas los productos falsificados. Hasta el momento, las compañías tenían que pedir a Amazon que los quitara de la plataforma.

En primer lugar, Amazon va a utilizar la Protección Automatizada. Las marcas proporcionan a Amazon fotos de sus logos, marcas, y otros datos, y una inteligencia artificial rastrea los más de 5 mil millones de artículos que tiene a la venta Amazon de miles de tiendas de terceros, localizando los productos falsos.

Según la propia compañía, con la inteligencia artificial detectan cien veces más falsificaciones que con las tradicionales denuncias de las marcas o clientes.

Otra medida de Amazon Project Zero se llama herramienta de autoservicio para eliminar falsificaciones. Las propias marcas, sin necesidad de hacer la denuncia a Amazon, van a poder eliminar los productos falsos de la tienda, utilizando una herramienta.

Finalmente, Amazon ha estrenado lo que llama Serialización de Productos. Los artículos que adopten este sistema (el fabricante tiene que pagar por él) llevarán un número único en fabricación. Cada artículo que venda Amazon comprobará si el número de serie existe, y si no es así detectará al instante las fasificaciones.

Piden que reconsideren a Nueva York como sede

Cerca de un centenar de sindicatos, comerciantes, grupos comunitarios y políticos de Nueva York pidieron en una carta abierta dirigida a Jeff Bezos, consejero delegado de Amazon, que la empresa reconsidere la decisión de no establecerse en esta ciudad.

En la misiva, que según el New York Times será publicada en la edición del viernes, los firmantes aseguran que los neoyorquinos no quieren resignarse a perder 25 mil empleos ni los US$28 millones en ingresos de impuestos que el proyecto traería al estado.

La carta, que también firman líderes religiosos, asegura además que la mayoría de los neoyorquinos apoyan el proyecto de Amazon y que no están de acuerdo con su decisión de no continuar con la propuesta de establecer una sede en Long Island City, en el distrito de Queens.

Le podría interesar: La estrategia de Walmart para competir contra Amazon

Afirman ser conscientes de que el debate público que se generó tras el anuncio de venir a esta ciudad fue “duro” y que la intención de Amazon no fue bienvenida.

“Las opiniones en Nueva York son fuertes y a veces estridentes. ¡Consideramos eso parte del encanto de Nueva York!. Pero, cuando nos comprometemos con un proyecto tan importante como éste tratamos de encontrar una solución que funcione para todos”, afirman.

El pasado noviembre el gigante estadounidense de las ventas por Internet informó que establecería dos nuevas sedes, una de ellas en Nueva York, lo que crearía 25.000 empleos.

Pero, tras el rechazo de la comunidad, activistas y políticos, entre ellos la nueva congresista Alexandria Ocasio Cortez, el pasado 14 de febrero Amazon anunció que desistía de la idea.

Muchos acusaron al gobernador Andrew Cuomo y al alcalde Bill de Blasio de negociar de espaldas a la comunidad. Las críticas al proyecto fueron por los 500 millones de incentivos fiscales y el potencial impacto sobre los servicios públicos.

Aseguran además a Bezos en la misiva que Cuomo se responsabilizará de que el proyecto sea avalado por el parlamento del estado y que el alcalde Bill de Blasio trabajará junto con el gobernador para atender el proceso de desarrollo en la comunidad.

Desde que Amazon anunció que no continuaría con el proyecto, Cuomo ha mantenido conversaciones con ejecutivos de la compañía en un intento por convencerles a cambiar de opinión.

Entre los que firman la carta figura el sindicato 32BJ (que representa a trabajadores de limpieza, porteros y encargados de edificios), el presidente y consejero delegado de Mastercard, Ajay Banga, el director ejecutivo de la Corporación para el Desarrollo Económico de Queens, Seth Bernstein, los congresistas Hakeem Jeffries y Max Rose, o la presidenta de la Universidad pública del Estado (SUNY), Kristina Johnson.

Contenido relacionado:

> Qué es y cómo funciona Amazon Go

> Dudan si Amazon paga impuestos o no

> Los cinco factores que provocan el fracaso de una aplicación móvil