Ante “legítimas preocupaciones”, exfuncionarios centroamericanos piden aplazar la elección del presidente del BID

Unión Europea, México, Argentina y Chile se han expresado también a favor de aplazar la elección y Claver-Carone

Publicado el

Archivado en:

BId
Mauricio Clover Carone y Laura Chinchilla están en contienda para presidir el BID. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Mauricio Clover Carone y Laura Chinchilla están en contienda para presidir el BID. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Expresidentes, exministros de Finanzas y Hacienda y excancilleres de Centroamérica firmaron una declaración en la que abogan por la postergación de la elección del presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y luego el candidato de Estados Unidos, Mauricio Claver-Carone dijo que hay un intento obstaculizar la elección.

Ese organismo mantiene en pie la elección del sucesor del colombiano Luis Alberto Moreno en una reunión virtual del 12 al 13 de septiembre, y no en la asamblea anual de la institución en Barranquilla, Colombia, que se reprogramó para marzo de 2021 por motivo de la pandemia.

Para ganar, el candidato debe tener el apoyo de al menos 15 de los 28 países americanos y el respaldo de un número de países miembros del BID que le den mayoría absoluta del poder de voto, el cual está vinculado a las acciones.

Estados Unidos tiene el 30% del poder de voto en el directorio del BID, mientras que Argentina, México, Chile y Costa Rica suman poco más de 22%.

Washington anunció el 16 de junio la candidatura del asesor del presidente Donald Trump, Mauricio Claver-Carone, Claver-Carone. Costa Rica hizo lo propio con la expresidenta Laura Chinchilla.

“La postergación de la elección del presidente del BID ofrece una salida viable y constructiva a las legítimas preocupaciones sobre esa institución que es clave en nuestro desarrollo”, expresan los exfuncionarios.

Lograr consensos, agregan los centroamericanos, requiere tiempo y es más viable si la elección del presidente se celebra de forma presencial y al tener más claro el escenario político pospandemia del coronavirus.

Así, los exfuncionarios piden a los países apoyar su propuesta para establecer una agenda común y evitar divisiones innecesarias.

En México, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público también pidió el aplazamiento de los comicios.

Por su parte, la Unión Europea argumentó recientemente que la pandemia y las elecciones en Estados Unidos impiden conceder la atención necesaria. A esa petición también se han sumado Argentina y Chile.

El BID, principal fuente de financiamiento para el desarrollo de América Latina y el Caribe, nació en 1959 en el seno de la Organización de los Estados Americanos (OEA) y ha tenido cuatro presidentes: el chileno Felipe Herrera (1960-1970), el mexicano Antonio Ortiz Mena (1970-1988), el uruguayo Enrique Iglesias (1988-2005), y Moreno.

Claver-Carone defiende su candidatura

Mauricio Claver-Carone ofreció una conferencia telefónica para tratar el tema de su candidatura.

“Para nosotros, obviamente, esta candidatura es un compromiso histórico que se lanzó el 16 de junio. El 16 de junio, el Departamento del Tesoro lanzó nuestra candidatura como un compromiso histórico por parte de los Estados Unidos para ayudar a la región en su recuperación tras esta pandemia y en el crecimiento económico, y en el desarrollo consecuente a la pandemia y después. Para los Estados Unidos no solamente es un compromiso histórico, pero también es un riesgo en el sentido de que estamos poniendo básicamente, vamos a tener que cumplir en ese sentido. Hemos recibido el apoyo de la mayoría de la región y con ese apoyo, obviamente hay expectativas, por lo cual las expectativas las vamos a tener que cumplir y en ese sentido estamos dispuestos a hacerlo. Históricamente, la crítica a los Estados Unidos es que no le importaba lo suficiente el BID y hoy en día la crítica de la minoría es que parece que creen que nos importa demasiado el BID, lo cual es irónico. Sin embargo, aquí francamente, nosotros obviamente somos un país no prestatario”, refirió.

Agregó que no existe ningún conflicto de interés para los Estados Unidos en el BID y que por el contrario, su eventual presidencia le daría la oportunidad por un período de un término de cinco años, a crear el equipo latinoamericano, hispanoamericano y caribeño para el BID más equitativo, más transparente y más inclusivo en su historia.

“Esta es una oportunidad mágica, una oportunidad única para profundizar los nexos, los sueños del panamericanismo que siempre se han hablado; tanto se ha hablado retóricamente y sin embargo nunca se ha visto. Hoy en día no estamos en 1959. Los Estados Unidos es el segundo país hispanoparlante más grande del mundo. Solamente en México hay más personas que hablan español. ¿Qué me hace a mí menos hispano que cualquier otra persona de la región? Somos norteamericanos, centroamericanos, suramericanos y nuestros hermanos multilingües del Caribe, pero somos americanos”, comentó.

Añadió que es este es el Banco Interamericano de Desarrollo y que hay una gran oportunidad de cohesión y de impacto en un tiempo histórico.

Señala a Argentina

“Hoy en día estamos viendo un esfuerzo minoritario, liderado por el Gobierno de Argentina, para poder obstaculizar la elección porque no han podido presentar, o no han querido presentar, una visión competitiva”, expresó Claver-Carone.

“Cualquier intento de secuestrar con una minoría de países una elección, a pesar del reglamento muy claro que se llevó a cabo el 9 de julio, sería no solamente no democrático, pero obviamente será un esfuerzo que los Estados Unidos va a retar profundamente. Entonces nosotros queríamos tener una competencia de candidaturas, de ideas. Si a un país no le gusta nuestra visión, pues puede votar por otro candidato, sea el candidato de Argentina, sea candidato de Costa Rica, la candidata de Costa Rica. Pero, desafortunadamente, en vez de presentar esa competencia de ideas y esa competencia de visión, en lo que hoy nos vemos es básicamente en una decisión entre la visión positiva que ha presentado los Estados Unidos para el crecimiento económico y desarrollo de la región y su recuperación económica, que ha sido ya apoyado por una mayoría, en contra de una táctica liderada por el Gobierno de Argentina, que lo que busca es el parálisis y la obstrucción por una minoría”, refirió.